Select Page

Novelas escritas por la sensibilidad del arte

El arte y la literatura capturan el mundo y comprenden nuestra posición en él. Atisbar su unidad profunda demanda generalmente consumir cantidades grandes de arte y libros para crearnos una disciplina. Un libro y una exposición itinerante, pueden deslumbrar nuestra alma y recuperar las sensaciones para mantenernos vivos, para el público la íntima conexión entre el arte y la literatura es un mensaje universal. Te presentamos cinco libros que te dejaran con ganas de consumir las bellas artes.

“La joven de la perla” de Tracy Chevalier

Inspirada en una de las obras más conocidas del pintor holandés Johannes Vermeer, esta novela histórica se encarga de ficcionar la historia detrás de la pintura barroca del siglo XVII, La joven de la perla. Escrita en 1999 por Tracy Chevalier, la novela gira en torno a la supuesta relación que el artista holandés mantuvo con Griet, una joven de familia humilde que trabajaba como sirvienta en la casa de la familia Vermeer, y que, en el transcurso de la historia, termina siendo la modelo de Johannes.

“El código Da Vinci” de Dan Brown

El fenómeno editorial que vendió millones de copias en el 2003 y rápidamente se convirtió en uno de los libros más polémicos y comentados de aquellos años, tiene un lugar en esta lista por su indudable conexión con el arte. Entre acertijos que sugieren una conspiración política y religiosa, la novela utiliza varios cuadros del pintor florentino Leonardo Da Vinci, para introducirnos a un thriller donde se pone en duda la historia de Jesucristo y de cómo la Iglesia Católica ha tratado de esconder los más oscuros secretos.

“El hombre de mis sueños” de Doris Dörrie

¿Alguna vez les ha pasado que de pronto se encuentran a una persona desconocida en la calle y de inmediato tienen la sensación de haberla conocido en algún momento de su vida? A la protagonista de esta novela, una exitosa modelo internacional, le sucede algo parecido. Mientras camina por un centro comercial, se encuentra a un vagabundo con un extraordinario parecido a un joven que aparece en la pintura de Botticelli, Retrato de un hombre con la medalla de Cosme el Viejo. Cautivada por su rostro, la modelo se enamora del pordiosero y juntos inician un inusual viaje de mochilazo a Perú.

“Luncheon of the boating party” de Susan Vreeland

Probablemente Almuerzo de remeros es una de las obras más conocidas del pintor impresionista Auguste Renoir. El cuadro muestra a un grupo de amigos parisinos disfrutando gustosamente el almuerzo a orillas del río Sena, en la terraza de la Maison Fournaise. Pero en esta novela, la escritora estadounidense, Susan Vreeland, se encarga de crearle una historia diferente a Renoir y a cada una de las personas que aparecen en la pintura mientras nos explica las razones que los llevaron a posar en ella. En un claro ejercicio de ficción, esta no es la primera vez que Vreeland se inspira en la pintura para la creación de sus textos, años atrás, la escritora publicó “Girl in Hyacinth Blue”, novela donde relata los misterios que encierra un pintura perdida de Johannes Vermeer.

“La tabla de Flandes” de Arturo Pérez-Reverte

En medio de intrigas y juegos de poder, Pérez-Reverte crea una apasionante novela donde se develan enigmas históricos, literarios, políticos y artísticos a partir del misterio que encierra un famoso cuadro. La pintura en cuestión es un óleo flamenco de Peter Van Huys llamado La partida de ajedrez, y sobre él se desata una investigación para encontrar un secreto que pudo cambiar la historia de toda Europa. Contrario a lo que se cree, tanto el cuadro como el pintor son ficticios, sin embargo, la obra que sirve de inspiración para este libro es la pintura del artista flamenco Jan van Eyck, titulada Virgen del Canciller Rolin (1435).

MasCultura  08-Jun-17

Facebook

Historial

Descarga