Siete escritores de la Generación Beat

Es muchísimo lo que se ignora; o dicho más suavemente, lo que se sabe es un ‘conocimiento a medias’ sobre la generación de los poetas beats, sin faltar una serie de tergiversaciones. El público que lee en español ha contado con muy pocos autores beats traducidos. De hecho, en editoriales cuyos libros circulan por más de tres o cinco países de habla hispana, sólo se han dado a conocer algunas pocas obras de tres escritores beats (Allen Ginsberg, Jack Kerouac y William Burroughs); y algunos dos (Gregory Corso y Lawrence Ferlinghetti) en editoriales de corta circulación (regional o local).

‘La primera novela sobre la Generación Beat es En el camino de Jack Kerouac’. Como muchos lectores saben […] esta obra retrata la intensa vida cotidiana de varios protagonistas como el mismo Kerouac, Neal Cassady, Gregory Corso, Allen Ginsberg y William Burroughs. Sin embargo, no es la primera novela que habla de dicha generación, ya que cinco años antes (1952) se había publicado Go de John Clellon Holmes. En Go hay anécdotas y vida cotidiana de los miembros de la generación beat, también llamada la ‘bohemia de Nueva York’ o el Renacimiento de San Francisco.

La Generación Beat está conformada por una larga lista de escritores, de la que hemos seleccionado algunos nombres.

Bob Kaufman (Nueva Orleans, 18 de Abril, 1925 – 12 de Enero, 1986) “[…] es poeta, es beat y también negro. Un día escuchando música de jazz comenzó a escribir poesía. Había leído a los poetas malditos y también a los existencialistas franceses. No era en esos momentos un poeta puro, pero no tardó en serlo, la distancia entre lo blanco y lo negro no le impidió llegar allí. El jazz estaba de su lado, tomó el ejemplo de esa música e hizo poesía negra con el ‘lenguaje’ blanco, se le veía fusionando el canto negro con la melodía –en ocasiones áspera– de los blancos. Las variaciones rítmicas oscilaban de los recuerdos africanos a las necesidades anglosajonas. Los rasgos de la poesía de Kaufman comenzaron a manifestarse y pronto pudo leerse el híbrido negro con aspecto blanco.”

Lawrence Ferlinghetti (Nueva York, 24 de marzo, 1919) A pocos años de vida quedó huérfano; alternó de lugares entre el orfanato y la calle, así como de Estados Unidos a los frentes militares en Europa. “[…] hablar de Ferlinghetti es hablar de un hombre que a lo largo de más de noventa años ha desarrollado una amplia obra poética, pictórica y editorial a la vez que ha participado y sido testigo de un sinfín de acontecimientos.” La poesía es su polo original frente al otro polo que conforma parte de su esencia, el cual es la política: “Su interés en los acontecimientos de todo el mundo y su simpatía y aun complicidad con las acciones radicales de los olvidados de la tierra, los perseguidos, los ilegales, los pobres, los humillados y ofendidos frente a la máquina sin rostro del poder internacional de la usura vienen de muy lejos.”

"La poesía es la distancia más corta entre dos seres humanos." – Ferlinghetti

Elise Nada Cowen (Nueva York, 31 de julio, 1933 – 27 de febrero, 1962). Perteneció a una familia judía de clase media a la que decepcionó enormemente debido a su espíritu libre. Fue paciente de instituciones psiquiátricas tras padecer periodos de depresión; también fue pareja de Allen Ginsberg durante un breve periodo, hasta que éste y Peter Orlovsky se conocieron e iniciaron su ya legendaria relación. Elise saltó a través de una ventana carrada de su casa paterna desde un séptimo piso. Su familia destruyó una gran cantidad de sus poemas en señal de vergüenza. Leo Skir, incondicional amigo de Elise, rescató poco más de ochenta poemas que conservó en su sótano y publicó algunos en varias revistas literarias.

Allen Ginsberg (Newark, 3 de junio, 1926 – Nueva York, 5 de abril, 1997). Fue expulsado de Cuba, nombrado Rey de la Primavera en Praga, leyó poemas desnudo en una tienda en Nueva York. Importa que no se pudiera escuchar el poema “Howl” durante muchísimos años en la radio norteamericana. Ginsberg se opuso a la censura de la palabra, a las reglas ordinarias de las sociedades occidentales; pero también gritó en contra del stalinismo, en contra del Gulag. Su héroe fue William Blake.

Neal Cassady (Salt Lake City, 8 de febrero, 1926 – 4 de febrero, 1968) “En el verano de 1950, Jack Kerouac y Neal Cassady cruzaron Laredo, Texas, y se internaron en Laredo, Tamaulipas. Sus acelerados, ácidos, estrepitosos y kilométricos viajes en auto habían sido hasta entonces en territorio gringo. El primer flashazo de Jack y Neal en tierra mexicana fue cuasi revelador. “Al fin habíamos encontrado la tierra mágica al final de la carretera y nunca nos habíamos imaginado hasta donde llegaba esta magia”, escribió Kerouac al final de On the Road. Neal fue un importante miembro de la Generación Beat, mayormente conocido por su retrato en la novela de Kerouac y por la forma de conducir” su famoso Hudson del 49, comprado en 1948. (Burroughs y Kerouac: dos forasteros perdidos en México de Jorge García-Robles.)

Jack Kerouac (Massachusetts, 12 de marzo 1922 – 21 de octubre, 1969). “¿Los momentos más místicos de Kerouac en la ciudad de México? Puede ser cuando se tiraba en las plazas de la colonia Roma, enamorado del éxtasis de estar en un lugar ajeno, drogado y ebrio, o cuando igualmente ebrio pero desesperado, entró a la Iglesia de la Sagrada Familia en Orizaba y Puebla, gritando a moco suelto como un vago que llora porque no puede morir y le pregunta a dios por qué es tan cruel con él.”

"¡Oh envejecer! ¡Oh qué demonio horrible y macilento es la decadencia de la vida! Empezó la vida como un niño dulce y crédulo hacia todo bajo el ala de su padre; salió de allí inmerso y engañado, hacia esa máscara de carne asquerosa llamado rostro, pero no el rostro de su anhelado amor, sino hacia esa alma de fantasmas, penoso y horripilante que ahora anda tembloroso por la pesadilla de la vida desordenando la tierra mientras agoniza. Ah, pero está bien, Earl Johnson quiso lanzar un pase a Cody y Cody lo desafió." (Kerouac, Visiones de Cody).

William Burroughs (Misuri, 5 de febrero, 1914 – Kansas, 2 de agosto, 1997). La casa de Orizaba 210 era la sede informal de los beats en la Ciudad de México. Un buen lugar para beber, fumar marihuana y redactar la crónica del camino en un rollo interminable. No es el edificio de la calle 122 esquina con Chihuahua (repleto de negocios de tacos y enchiladas), donde Burroughs pegó un disparo a la frente de su esposa. Tal accidente le deparó una temporada extremadamente corta en la Cárcel de Lecumberri. Al salir de ella tuvo que irse de México.

La lista puede continuar. El álbum fotográfico que aquí recopilamos contiene algunos escritores más, entre conocidos y desconocidos. ¿Cuáles ya habías leído?

Con información de: Carrera, Gerardo. Del jazz y otros viajes: textos en torno a la Generación Beat, México: Laberinto Ediciones, 2013, 174 pp.

Encuentra más beats en gandhi.com.mx

MasCultura 28-abr-16

 

Historial

Descarga