¿Hubieras aguantado una noche con Lemmy?

Ahora y siempre el hombre ha tenido dos principios reales de existencia: cuerpo y alma. La energía —relacionada con el mal— emerge del cuerpo, y la razón —relacionada con el bien— proviene del alma. Hay religiones que nos enseñan que poseemos en lo más profundo de nuestro ser una luz interna.

En estos momentos de crisis, parece que el destino del hombre es ser más realista, estar de acuerdo con los hechos y buscar la luz por todos los medios posibles.

Lemmy Kilmister (Inglaterra, 1945-Estados Unidos, 2015), líder de la banda Motörhead, se debatió entre los confines de la luz y la oscuridad, pero la fortuna recurriría a procedimientos extremos para hacerlo único, diferente al resto de los seres que habitan este peligroso planeta. Motörhead es el camino más rápido para volarte la cabeza y conocer una expresión de genuino rock & roll: crudo, ruidoso, duro de masticar y digerir. Lemmy nos induce a un viaje ácido de sensaciones casi divinas y salvajes cuando escuchas las cuerdas demoledoras del bajo acompañadas de su voz aguardentosa. 

Ian Fraser Kilmister aprendió, durante su adolescencia, de la rebeldía de Elvis Presley y de Buddy Holly, jóvenes compositores a quienes idolatraba. Más tarde, su andar sobre los pasos del rock le dejaría una experiencia enorme: desde sus inicios como roadie de Jimi Hendrix, consiguiéndole un poco de ácido aquellas noches fugaces de psicodelia, hasta ver la presentación de su grupo favorito, The Beatles, en el mítico The Cavern en Liverpool. Historias que sólo la noche sabe guardar. Después de su corta estancia en la banda de rock psicodélico, Sam Gopal, en 1971 se unió a Hawkwind, grupo pionero del rock espacial, saturado de letras de ciencia ficción y happenings bastante hilarantes sobre el escenario. Incluso el prolífico escritor de fantasía y ciencia ficción, Michael Moorcock, colaboró con las letras y música de algunos temas. Cuatro años después, Lemmy fue despedido de la banda por consumir demasiado speed y no drogas hippies como las de sus compañeros. No obstante, la banda es conocida por la canción "Silver Machine", donde la voz de Lemmy sobresale; este tema se convirtió en el éxito número tres del Reino Unido. 

Así fue el inicio del viaje ácido de Lemmy, y este comentario lo define muy bien: “El verano de 1973 fue fantástico. No me acuerdo de nada, pero nunca lo olvidaré”. Su modo de vida hedonista, basado en excesos —era un fumador despiadado y bebedor de whisky inalcanzable—, lo llevó a ser una máquina sexual que aseguraba haberse acostado con más de mil mujeres. Su rebeldía lo llevó a engañar a la muerte en varias ocasiones; en 1980 su médico personal le dijo: "No puedo darte una transfusión de sangre porque la sangre normal te matará, y tu sangre mataría a otro ser humano”. 

El nombre de su grupo, Motörhead, deriva de un término aplicado a grupos de personas que consumen anfetaminas. En palabras de Lemmy, su intención fue crear “la banda de rock & roll más sucia en el mundo.” Para algunas bandas de punk como The Damned, traer una playera de Motörhead era parte de su outfit. De hecho, la concepción del punk y el heavy metal son atribuidas a Lemmy, que vivió el brote del punk en Inglaterra. El disco debut de Motörhead data de 1977 y es calificado como el padrino del heavy metal. En el documental, Lemmy (2010, dirigido por Greg Olliver y Wes Orshoski) se aborda su historia y su obsesión por la parafernalia militar, los dibujos animados y su segundo hogar, el local Rainbow de Sunset Boulevard, donde actualmente se erige una estatua suya y en donde tenía su propio rincón para jugar con el tragamonedas. 

México vio a Motörhead por primera vez el 17 de mayo del 2000, en el Hard Rock Live, y posteriormente Lemmy haría de las suyas al crear la banda de rockabilly Head Cat, en compañía del baterista Slim Jim Phantom (The Stray Cats) y el guitarrista Danny B. Harvey (Lonesome Spurs y The Rockats). The Head Cat tocaría seis años después en el mismo recinto, el 21 de mayo de 2006, interpretando algunas canciones de sus ídolos: Chuck Berry, Carl Perkins, Roy Brown. 

El 17 de mayo del 2013 Motörhead se presentó en el Palacio de los Deportes. Exactamente trece años después de su primer concierto en la ciudad. En 2004, Lemmy escribió, en colaboración con Janiss Garza, White Line Fever: The Autobiography (Citadel Press), libro de cabecera para los seguidores de este ser lleno de luz, que supo hacer música colmada de fuerza salvaje y sublime, y que se consumó como un paradigma del rock & roll.

Por Ulysses Avath

 

MasCultura 15-dic-2016
 

Facebook

Historial

Descarga