Juan Gelman recuerda la generosidad de México con los refugiados al recibir la medalla Bellas Artes

El poeta argentino Juan Gelman recordó la generosidad de México con "miles de refugiados" llegados al país en las últimas décadas al recibir la Medalla Bellas Artes que le otorgó en reconocimiento a su obra y trayectoria una importante institución cultural mexicana.

"Estoy muy emocionado y muy conmovido por esta distinción", señaló Gelman, de 82 años, al recibir de manos de la directora general del Instituto Nacional de Bellas Artes de México (INBA), Teresa Vicencio, la máxima distinción que el instituto otorga.

Gelman escuchó a varios amigos suyos, poetas mexicanos, hablar de él, de su poesía y de cómo la presencia del poeta argentino ha conmovido y enriquecido la vida de sus lectores todos estos años.

El galardonado se mostró doblemente honrado, primero porque la Medalla Bellas Artes "la otorga una institución señera en la cultura y las artes del país", y también porque consideraba la decisión un inmenso acto de "generosidad".

"Esto para mí es otro de los tantos actos de generosidad que México ha tenido para conmigo, la misma generosidad que ha tenido para los miles, miles de refugiados de distintos países", apuntó Gelman, un exiliado de la dictadura militar argentina en 1975.

El poeta se refirió al término "argenmex, que es como se autobautizaron los miles de argentinos que se refugiaron en México", y dijo que él en realidad era "un mex-argen", aludiendo a los estrechos y entrañables vínculos que mantiene con este país, que convirtió en su hogar tras estar exiliado en Europa y durante un corto período, en Nicaragua.

"El primer día que pisé México en el año 1961, hace exactamente medio siglo y un año, me quedé absolutamente fascinado. Fue algo, como un estallido dulce dentro mío. Y hace 24 años decidí establecerme, quedarme, para siempre en México", recordó Gelman.

"Últimamente escucho conversaciones de quienes se preguntan si deberían irse de México dada la violencia que desató la guerra contra el narcotráfico. Pero yo nunca me voy a ir de México", explicó el poeta.

Sobre el sentido del galardón, la directora general del INBA dijo que la medalla rendía "homenaje al talento y a la tenacidad" de un poeta "originario de Argentina pero reclamado como propio no solo por nosotros (los mexicanos) sino por todo el mundo de habla hispana".

"Se ha tratado en cada caso de una trayectoria, no solo brillante, sino de gran trascendencia para la vida artística y cultural del país", apuntó la funcionaria.

"Sus muchos lectores celebrarán con él este nuevo homenaje de que es objeto. Para Juan Gelman el único tema verdadero de la poesía es la poesía misma", dijo Vicencio.

También habló en el acto uno de los amigos del poeta, el periodista cultural Hugo Gutiérrez Vega, quien celebró la concesión de la medalla al argentino.

"La Medalla de Oro del INBA adquiere un resplandor especial al llegar a las manos de este 'argenmex', este ciudadano del mundo, este humanista que a pesar de todo el estruendo y la furia sigue creyendo y defendiendo a los seres humanos y a la voz callada de la poesía, la música callada, la soledad sonora", declaró.

El acto concluyó con la lectura de media docena de poemas que hizo el propio Gelman con gravedad, solemne, acompañado de los poetas Francisco Magaña, Marco Antonio Campos, José Ángel Leyva y de Gutiérrez Vega.

Además de la medalla que hoy recogió Juan Gelman (Buenos Aires, 1930) se ha hecho acreedor al Premio Nacional de Poesía en Argentina (1997), al Juan Rulfo de Literatura Latinoamericana y del Caribe (2000), al Reina Sofía y al Pablo Neruda (2005), y al Cervantes de Literatura (2007). 

Imagen: El poeta argentino Juan Gelman.
México, 1 oct (EFE)

Facebook

Historial

Descarga