Obra gráfica sobre 40 mexicanos ilustres se rebela contra la historia oficial

Cuarenta personajes ilustres de México, algunos de ellos vivos, y que por circunstancias quedaron relegados o en el olvido, son los protagonistas de una nueva historia gráfica que reúne a héroes, villanos y simples seres humanos que definen por alguna razón la identidad del país.

"Mi idea era rescatar dos cosas, a las personas que nos definen como mexicanos, y también el medio: tratar de llevar el cómic, la narración gráfica, a las librerías", dijo en entrevista el escritor Francisco Haghenbeck, autor del guión y de la idea de Un mexicano en cada hijo te dio (Altea, 2010).

Haghenbeck comenzó hace tres años a documentarse y a elegir a cuarenta figuras egregias singulares que, según su criterio, tenían algo que ver con lo que es hoy la "mexicanidad".

"Son personajes olvidados, segundones, inclusive desconocidos, pero que a la vez en conjunto nos definen como lo que somos, con todas las cosas buenas, malas y hasta graciosas del mexicano", aseguró.

Entre ellos hay algunos como Bernabé Jurado (1904-1957), un sujeto "único y devastador" al que la prensa de su tiempo llamaba el "abogánster" por su mente criminal, sus artes manipulatorias y su carisma.

En el extremo contrario está el polifacético inventor Guillermo González Camarena (1917-1965), quien patentó en 1940 el sistema tricromático secuencial de campos, el primero del mundo para televisores en color.

Otros protagonistas del libro son Isabel Moctezuma (1509-1550), "la última princesa azteca", José Garibaldi (1887-1995), nieto del héroe que unificó Italia y a la vez revolucionario en México al lado de Pancho Villa, el diplomático Gilberto Bosques (1892-1995), considerado el "Schindler" de este país, o Jesús Malverde (1870-1909), "el santo de los narcos".

Hay también sujetos colectivos, como la familia de los Galeana, "insurgentes y piratas", o los perros en la historia de México; ó personajes aún vivos, como la pintora Leonora Carrington (1917), "la plasmadora de sueños", y el deportista José "El Jamaicón" Villegas (1934), un exitoso futbolista mexicano que se hizo famoso por lo que sufría cuando se encontraba fuera de su país.

"Son mexicanos típicos. En conjunto somos todos. Creo que nos define más esto que los ídolos artificiales que nos han vendido, tanto la historia oficial como los medios", añadió.

El guión y la coordinación de la obra es del propio Haghenbeck pero las historias las ilustraron cuarenta creadores, cada uno apoyándose en su propio estilo y personalidad.

El autor celebró no haber lanzado el libro en 2010, cuando México conmemoró los cien años de su Revolución y los doscientos de su Independencia, y dijo que su obra iba más allá de esos festejos con los que se mostró crítico.

"Creo que nos dejó hartos a todos los lectores del tema (…) Hace un daño porque en lugar de habernos acercado creo que al final nos alejó de la Historia", apuntó.

Finalmente insistió en que el cómic y la narrativa gráfica en su conjunto "no es ni hermano menor ni subgénero de la literatura ni de la pintura", sino un medio "totalmente aparte" que permite "una aproximación amable a cualquier tema", serio o no, y un "escalón hacia nuevos lectores".

"Si me preguntas si funciona, al menos funcionó para mí: yo crecí leyendo cómics y terminé de novelista. No sé si fue bueno o malo", sostuvo

Entre sus obras destacan las novelas históricas como "Aliento a muerte", finalista del premio Casa América-Planeta 2008, "El código nazi" y "Trago amargo" (ambas en 2008), y "Solamente una vez" (2007).

México, 14 ene (EFE).

Facebook

Historial

Descarga