Select Page

Invisibilización de la mujer: el autosabotaje de la 24.ª FIL Lima

Invisibilización de la mujer: el autosabotaje de la 24.ª FIL Lima
Martes 23 de julio de 2019

El pasado viernes 19 de julio tuvo lugar la inauguración de la 24.ª Feria Internacional del Libro de Lima, en Perú, y tal ceremonia fue engalanada por la presencia de Mario Vargas Llosa.

Pero no todo ha sido miel sobre hojuelas, porque la mesa de la inauguración, compuesta por nueve hombres, carecía de la presencia femenina. Y la controversia ya se ha desatado: varias escritoras han anunciado que asistirán a sus actividades programadas, pero modificando el contenido para insistir en la invisibilización de la mujer en el ámbito cultural y editorial, y otras se han manifestado directamente contra la inercia patriarcal. En algunos casos, las escritoras han cancelado su participación en la FIL Lima.

Ese mismo día, el director general de Penguin Random en Perú, Jerónimo Pimentel, publicó en Twitter un mensaje en el que pedía que la Cámara Peruana del Libro diera alguna explicación. El comunicado que el gremio editorial ofreció como respuesta no fue recibido con beneplácito:

Si bien la composición de la mesa de honor no estuvo determinada por el género de las personas, sino por los cargos institucionales que tradicionalmente han participado en el evento, sin duda era necesario que replanteáramos la composición de la mesa al ver que no había mujeres presentes. Lo cierto es que no fuimos conscientes del problema, lo cual lamentamos profundamente.

La escritora Gioconda Belli se ha pronunciado al respecto, al recordar que hace unos meses, la III Bienal Mario Vargas Llosa, también estuvo ensombrecida por la poca presencia femenina, no entre los finalistas (Belli fue la única de los cinco seleccionados), sino porque es un fenómeno constante en una escena en la que, si bien la mujer nunca ha tenido la amplísima presencia que gozan los varones, sí ha crecido de modo exponencial la cantidad y la calidad de escritoras que pisan fuerte:

Tanto numéricamente, como en calidad, las mujeres ya somos un componente destacado de las letras en español… Hay mecanismos para señalar comportamientos inadecuados dentro de esos contextos y no somos damiselas que necesitemos guardianes de nuestra honra… Cierto que las mujeres entramos tarde a la literatura… Pero ya hemos llegado, y es hora de que se nos reconozca la inmensa calidad y relevancia que, sin mezquindades, y con entusiasmo nos reconoce el público lector. +

Facebook

Historial

Descarga