Select Page

Francia "constata" la imposibilidad de continuar con el Año de México

Los organizadores franceses del Año de México en Francia afirmaron hoy que han constatado la imposibilidad de continuar con los actos previstos para promocionar la cultura mexicana en Francia en 2011.

El Instituto Francés, encargado de organizar el Año de México, lo declaró así en un comunicado tras semanas de tensiones diplomáticas entre París y México por el caso de Florence Cassez, ciudadana gala condenada a 60 años de cárcel en México por secuestro.

Este organismo "constata la imposibilidad de poner en marcha" los eventos previstos, precisó.
Los organizadores del Año de México agregaron que los comisarios francés y mexicano del evento, Jean-Jacques Bousouf y Enrique Perret, respectivamente, se reunirán la semana próxima en París para "tomar las medidas administrativas y financieras" que se derivan del bloqueo actual.

Una portavoz del Instituto Francés indicó a Efe que el encuentro tendrá lugar el lunes y martes próximos y en el mismo se analizará "caso por caso" cada uno de los 360 eventos programados para determinar si es financiera y administrativamente posible recuperarlos con otra configuración o en otro momento.

"La retirada de la parte mexicana ha conducido a desprogramar un gran número de eventos" dado que "correspondía al país invitado (…) hacerse cargo del transporte de las obras y de las personas" que participarían en los mismos, señaló el Instituto.

El Instituto Francés se ha puesto a disposición de los organizadores de los actos para ayudarles a desmontar y anular los mismos o, en caso de que sea posible, retrasarlos o reprogramarlos.

La portavoz indicó que "el sello de Año de México", que acompañaba a los eventos previstos dentro de la serie, "ya no existe", al igual que su página de internet y del comité de mecenas que reunía a los patrocinadores de ambos países.

El pasado fin de semana Francia y México mantuvieron conversaciones para tratar de recuperar las actividades, pero el resultado de las mismas fue infructuoso, según indicó un portavoz del Ministerio francés de Exteriores.
El portavoz ministerial mostró el deseo de Francia de que el esfuerzo para preparar el Año de México "no se pierda" y "sirva para preservar y desarrollar las relaciones de amistad y cooperación entre los dos países".

"Más allá de las etiquetas esperamos que los artistas puedan expresarse", señaló el representante galo.

La tensión diplomática entre ambos países puso en entredicho el Año de México, después de que el presidente galo, Nicolas Sarkozy, decidiera el pasado día 14 que cada uno de los 360 actos previstos fuera dedicado a Cassez, algo que no aceptó México.

Los dos países se acusan mutuamente de haber dado por acabado el evento pero ninguno de los dos lo ha expresado de forma rotunda.

Mientras, los abogados de Cassez presentaron el lunes un recurso de revisión del caso ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación por las supuestas violaciones de derechos que sufrió la ciudadana gala.

Una tesis que apoya el Gobierno francés, que ha pedido, por un lado, la anulación de la condena y, por otro, el traslado de Cassez a una prisión francesa para que cumpla la pena en su país.

París, 8 mar (EFE)

En imagen: Carlos de Icaza (Embajador de México en Francia)

Facebook

Historial

Descarga