Las hazañas de Petrarca

Las hazañas de Petrarca

Lírico y humanista italiano, Francesco Petrarca fue encaminado por su padre a estudiar leyes. Sin embargo, el joven Petrarca se inclinó por el estudio de la cultura clásica, admirando principalmente a Cicerón.

Cierta ocasión, y como no pocas veces sucede entre padres e hijos cuyos intereses e inclinaciones se extrapolan, el padre de Petrarca quemó su biblioteca personal en la chimenea; de entre los escombros, el joven, decepcionado, sólo logró rescatar un libro de Cicerón y uno de Virgilio.

Su vida transcurrió al servicio de la Iglesia y de la poderosa familia Colonna. Poseído por una pasión de bibliófilo, viajó constantemente por Europa (Francia, Italia, Países Bajos, España, Inglaterra) buscando códices de autores clásicos, y se convirtió en poeta laureado por el Senado de Roma por su poema épico África, escrito en latín y en versos hexámetros, sobre la Segunda Guerra Púnica, que enfrentó a los cartagineses, bajo el mando de Aníbal, contra una floreciente Roma, bajo la égida militar de Escipión Africano el Mayor.

Su obra más difundida en italiano es el Cancionero, que versa sobre una mujer de nombre Laura, que es el objeto idealizado de su amor, representante de las virtudes cristianas y de la belleza de la antigüedad.

Hoy se conmemoran 715 años del nacimiento de Petrarca (1374, Padua, Italia); ayer, 19 de julio, como uno de esos casos increíbles cuando casi coinciden las fechas, se cumplen 645 años de su nacimiento (1304, Arezzo). +

Facebook

Historial

Descarga