Lope de Vega: versos que hieren

Muchos escritores han pasado por el tortuoso camino de la cárcel. Algunos por su ideología, otros por despecho y venganza amorosa. Algunos versos escritos en el siglo XVI le costaron una temporada tras las rejas al escritor Lope de Vega.

Nació el 25 de noviembre de 1562 en Madrid. Su fama es bien atribuida por su prolífica escritura, que comenzó desde niño con algunos versos. Sin embargo, su genio no lo mantuvo a salvo para evitar el suelo de la prisión. Debido a que Lope fue despechado por Elena Osorio, de quien se había enamorado intensamente, escribió algunos poemas en contra de ella y su familia, cuyo padre, Jerónimo Velázquez, era el dueño del teatro donde habían detenido a Lope por órdenes del mismo Jerónimo. Fue encarcelado, pero un segundo proceso lo sentenció a ocho años de destierro de la Corte y dos del reino de Castilla, so pena de muerte. Todo por unos poemas.

Lope de Vega, asimismo, mantuvo una fuerte crítica hacia Góngora y Cervantes. Con este último tuvo una ruptura que había iniciado con admiración mutua. Ambos se dedicaron palabras de encomio hasta que en 1604, Lope de Vega firmó las palabras que iniciaron con el conflicto:

“[…] de poetas no digo buen siglo es éste, muchos [están] en ciernes para el año que viene, pero ninguno hay tan malo como Cervantes.”

El 27 de agosto de 1635 falleció este prolijo escritor, bautizado por Cervantes como el Monstruo de la naturaleza. Hoy recordamos al Fénix en su aniversario luctuoso, por su genio y grandeza.

En gandhi.com.mx encuentras la razón de ser el Monstruo de la naturaleza.

MasCultura 27-ago-16

Facebook

Historial

Descarga