Alberto García-Álix: "México me apasiona. Siempre es muy poderoso"

El fotógrafo español Alberto García-Alix confesó hoy en México que es un apasionado de este país, un lugar que considera "muy poderoso" desde el punto de visual y cultural por la riqueza que existe en diferentes ámbitos cotidianos.

"A mí México me apasiona. Siempre es muy poderoso. Está lleno de potencia. La gran mezcla que hay aquí, la riqueza de todo, en la cultura popular, la vida y la muerte. En todo es un México muy poderoso", confesó hoy el artista en la entrevista.

García-Álix, quien inmortalizó el movimiento cultural de "La Movida" madrileña en la década de los ochenta, siente que en este país es relativamente sencillo conectar con el público.

"La imagen es lo más comprensible de todos los lenguajes ¿no? El visual es el lenguaje más cercano, el más comprensible. Es muy fácil, tenemos mucho en común", aseguró.

El fotógrafo, quien ya había estado en México a fines de la década de lo noventa y en 2001, se encuentra de nuevo en este país para presentar una exposición comercial de una treintena de sus fotografías en la galería OMR.

"Es un conjunto al que le he puesto por título Un horizonte falso", que es "una pulsión, una verbalización poética que me queda después de ver el conjunto de las fotos", entre las que hay 4 ó 5 dedicadas a "La Movida" madrileña, un período que plasmó en imágenes.

El artista confesó que le "gustaría volver a menudo a México a hacer más fotos".

Señaló que acervos como el de los hermanos Casasola, que atesora imágenes desde 1900 hasta la década de los setenta, muestran que "México es un país con una tradición fotográfica inmensa, mucho más potente que la española".

Nacido en León en 1956, García-Álix se ha hecho acreedor a importantes galardones como el Premio Nacional de Fotografía otorgado por el Ministerio de Cultura español en 1999, y el Bartolomé Ros por su trayectoria al que se hizo acreedor en 2003.

García-Álix es considerado el fotógrafo de toda una generación por las imágenes que tomó durante las década de los ochenta a los artistas y creadores asociados con "La Movida".

Su obra, expuesta por vez primera en 1981 en la capital de España, se caracteriza por buscar la sencillez a través de planos frontales, muy directos, sin recurrir a trucos en el revelado.

Además de exponer su obra a título individual y en muestras colectivas en su país, este fotógrafo especializado en retratos ha protagonizado varias exposiciones en el extranjero en lugares como Londres, Pekín, Arles y México, donde montó "Llorando a aquella que creyó amarme" en 2003.

El próximo 2 de junio el Centro Cultural de España (CCE) de la capital mexicana pasará un vídeo de cuarenta minutos que García-Álix hizo para el Museo Reina Sofía de Madrid, como parte de la exposición "De donde no se vuelve", que se presentó en 2008.

"Tengo muchas ganas de que la gente lo vea y lo disfruta", concluyó el artista, que regresará a España el 4 de junio.

Imagen de archivo del fotógrafo español Alberto García Alix, en un evento celebrado hace unos meses.
México, 31 may (EFE)

Facebook

Historial

Descarga