Select Page

Soy mujer, soy fuerte, soy Malintzin

Soy mujer, soy fuerte, soy Malintzin

03 de septiembre de 2021

Citlali Figueroa

Alrededor de un hecho hay tantas versiones como ojos que lo presenciaron, si la Historia es solo una recopilación de lo que sabemos o creemos saber por aquellos historiadores, que a lo largo de su investigación han ido desenterrando los secretos que cada piedra oculta, esos que no se ven ni se leen en los murales. Pero ¿qué pasa cuando eso no es suficiente? Existen unas personitas cuyo oficio es la escritura y usan su pluma con el toque de ficción para llenar esos huecos y dar voz a esos personajes, permitiendo que nos cuenten su historia.

Foto: Facebook Pedro J. Fernández

Malinalli, Malinche, Doña Marina o Malintzin, una mujer que habla con fluidez la lengua maya y náhuatl, fue clave en la Conquista de México-Tenochtitlan, por un lado, los españoles le agradecían, mientras que en los códices de la cultura indígena era representada con atuendos de la realeza y del mismo tamaño que la figura de Hernán Cortés.

Pedro J. Fernández, uso la ficción para crear una novela histórica sobre la vida de Malintzin, escrita en primera persona. Busca darle voz al personaje, ya que al investigarlo identifica que el uso de la palabra es una distinción del personaje, el relato comienza con la infancia, cuenta como se convirtió en esclava, llega Hernán Cortés a los 14 años como regalo, y no deja que eso defina su destino. Soy Malintzin, (2021, Grijalbo / Penguin Libros) nos cuenta la historia de cómo llega a ser traductora de los españoles y su papel en la Conquista, la vida que compartió con Cortés, Pedro, humaniza el personaje, sin caer en el personaje que usualmente leemos en los libros de Historia.

Podemos encontrar personajes como el huey tlatoani mexica Motecuhzoma, Cuitláhuac, el penúltimo huey tlatoani mexica, al último tlatoani mexica Cuauhtémoc y al conquistador Pedro de Alvarado, desde la perspectiva e investigación del autor, que nos mantiene en una narrativa un tanto de novela policiaca para dar acción a esas escenas de las que era más importante conocer las fechas.

Sin duda, Soy Malintzin, es un libro para abrir la conversación y cuestionarnos sobre los acontecimientos que a repetición nos hicieron aprender en la escuela, esto nos muestra que hay más de una historia y más de un villano. +

Dejamos la entrevista de Irma Gallo a Pedro J. Fernández:

Historial

Descarga