LADRÓN DE BICICLETAS: Una historia en cada persona

Ahí está ya, en Blu-ray, una de las mejores historias en lo que el cine lleva narrando lo que se le pone enfrente. Ladrón de bicicletas, de Vittorio de Sica, no es solamente una de las películas más emblemáticas del Neo-realismo italiano, esa corriente necesaria en la historia universal y en la del cine, en la que escritores y directores se olvidaron del sistema de estudios para producir sus películas. En ellas se pretendía rescatar historias reales, de la calle, de la gente a pie, para llevarlas a la pantalla, un ejercicio de reconocimiento del público en su cine, también necesario y por supuesto saludable.

El hecho de que se rodara en la calle, con luz natural, en escenarios reales sin maquillaje, no le resta mérito a cierta estética urbana a la que mucho se le debe en películas posteriores. Sus encuadres, en una aparente simpleza, comunican y se nos comunican, es decir, acomodan la información para que esos subtextos que en apariencia negarían el carácter realista del movimiento elaboren símbolos y metáforas en blanco y negro, algo que termina siendo tan estético como muchas de las películas que presumen serlo en nuestros días.

Por supuesto, hay que sumar la inspiración de un guión que sigue siendo explotado hoy en historias mucho más pobres y que, por supuesto, nunca alcanzan el mínimo necesario para que se les reconozca como hermanadas con Ladrón de bicicletas. De Sica, conocedor de los mecanismos del drama desde sus años como actor, disfraza bien las intensidades, arropa estupendamente las expresiones, elabora sutilmente sus metáforas como para que la ópera exagerada no le gane en una historia que de por sí ya es trágica e intensa.

A un hombre en plena post-guerra en Italia le acaban de dar un trabajo, le roban la bicicleta que acaba de sacar del empeño y por la cual le han dado el empleo. Todo lo que sigue es lo cotidiano hecho denuncia, reclamo, angustia. La desesperación hecha película y la implosión de la impotencia al saber -como lo dibuja estupendamente el último plano de la cinta, una cámara que deja que este hombre y su hijo se hundan en una multitud indiferente pero hermanada en esa masa- que esta es una historia de tantas en esa ciudad víctima del fascismo y de la guerra, del avance de la civilización a través de sus peores vehículos.

Y ahí está ya, en Blu-Ray.

Por Erick Estrada www.cinegarage.com

Imagen: Lamberto Maggiorani en Ladrón de bicicletas.
Mascultura 15-Abr-13

Facebook

Historial

Descarga