Misterio, violencia y sexo en “La sangre se esparce rápidamente” de Ed Wood

¿Hay alguna relevancia en ser considerado el peor cineasta de la historia? El título llamará la atención de cualquiera, pero difícilmente contraerá algún prestigio. La lista de nombres para ostentar este título puede ser larga y estar llena de polémicas; no de los nominados, al menos, sino de los nominadores. ¿Tienen algún candidato en mente?

Películas como Plan 9 From Outer Space y Glen o Glenda, de Ed Wood, podrán ser largometrajes poco apreciados, al igual que parte de su literatura, aunque hay que destacar la necedad del artista en hacer lo que más le gustaba, lo que lo motivaba y, sobre todo, lo que le dejaba dinero ya no tanto para pagar la renta de su casa, sino para comprar sobre todo alcohol. Uno de los cineastas que destaca el título peor otorgado en la historia es –suenan tambores–… Edward Davis Wood, Jr., –remate. Sí, como lo sospechaban.

La sangre se esparce rápidamente (Caja Negra, 2015) es una recopilación de cuentos que escribió Ed Wood. Su carrera como escritor inicio en la década de los sesenta; publicó y redactó textos para acompañar fotos de revistas eróticas.

En muchos de sus cuentos habrá un tema que guíe la historia principal y dado el tipo de revistas en el que publicaba no es de extrañarse: el sexo. En sus textos nos encontraremos con un sexo completamente abierto: sin censura. Proxenetas, fetichistas, ninfómanas, homosexuales y heterosexuales por igual y travestis, por mencionar sólo algunos, serán el tipo de personajes que pueblen la literatura de Wood. Ambientes sórdidos y situaciones irónicas serán otras de las cualidades que sabrá explotar el lado literario del también autor de “Orgy of the Dead” y “Sexecutives”.

“Escena íntima/Despegue”, “El autógrafo”, “Chica privada” o “Acabar en un hotel”, por mencionar algunos de los cuentos que componen la antología, van más allá de la liberación sexual: muestran distintas aristas del tema, es decir, toma el tabú o los tantos que rodean al sexo y los despeina, o bien, les da un giro… de tuerca.

Cuentos como “Pechugas en bandeja”, “Cómo matar una noche de sábado” o “A grito pelado” lindan en una atmósfera abyecta y extraña. Los personajes tienen una inclinación por situaciones y acciones poco convencionales y ciertamente extravagantes; desde un restaurante especializado en platillos raramente exóticos hasta personajes motivados por los celos o por el simple aburrimiento para cometer asesinatos.

Antropofagia y psicosis serán otro par de ingredientes que no harán falta en los relatos de Wood. El cuento que da nombre al libro tiene la combinación justa de misterio y violencia. “La sangre se esparce rápidamente”, rematada con el pequeño subtítulo “relatos pulp”, expone un panorama amplio de temas que inquietaban al autor, además de germinar en un contexto histórico prolífico para los mismos, años en los que algunas de esas inquietudes comenzaron a buscar su propia salida y, como dice el título, también esparcirse rápidamente.

-Ed Wood. La sangre se esparce rápidamente, Buenos Aires: Caja Negra, 2015, 266 pp.

Por Rolando Vázquez Mendoza

Mascultura 19-ene-16
 

Descarga

Facebook

Historial