Pequeños héroes: EL LLAMADO DE LA ESTIRPE, de Antonio Malpica

¿Cuántos de ustedes aún creen en las aventuras? Quizá cambien, según la edad. Quizá, ustedes ya no sueñen con ellas porque están llenos de trabajo, con agobiantes horarios escolares; quién sabe. ¿Cuándo fue la última vez que, sin meditarlo mucho tiempo, salieron al camino, a lo desconocido y mandaron al diablo la cotidianeidad? Porque puede ser que el tiempo mate la curiosidad y la imaginación que parecieran ostentar los niños y adolescentes.

Con "El llamado de la estirpe" (Océano, 2013), Antonio Malpica nos entrega la tercera parte de su saga "El libro de los héroes", que planea completarla con dos libros más próximamente. En esta parte nos encontramos con el joven Sergio Mendhoza, que apenas va entrando en la adolescencia y ya cuenta en su historial el haber resuelto varios misterios, donde siempre se presenta el obstáculo de superar el miedo ante lo extraño y ante el terror de estar frente a la propia muerte. Tan pequeño y tan osado, dirán.

En esta entrega, Sergio se ve en una compleja encrucijada; primero, se ha distanciado de su gran amigo Jop, mientras que Brianda, amiga cercana de ambos, ha sido escindida y secuestrada su parte incorpórea por un ser que no solamente le tiende un juego retorcido a Sergio, sino a sus colegas y a demonios cuyos poderes son inimaginables, sin contar los secretos que se le revelarán sobre su propia vida. Obligado a participar en la Krypteia, una siniestra competencia donde cada uno de los participantes arriesga en todo momento la vida, con tal de asegurarse un cómodo porvenir repleto de poder y dinero a base de mentiras, sangre y muerte, Sergio concluye en dejar de lado el miedo frente a la enorme posibilidad de morir, decide encarar los peligros, así como a todos los enemigos dispuestos a acabar con él.

El llamado de la estirpe es una novela que se explaya a un mundo donde quien consigue ser alguien en la vida es porque relegó su lado humano y se enfrentó a un proceso de deshumanización, de perversión y de decadencia. No parece tan ajena a nuestra realidad, ¿cierto? Aquellas personas que concluyeron la Krypteia y se integraron a la élite son parte de importantes grupos políticos y empresariales alrededor de todo el orbe, coludidos con fuerzas extraordinarias y oscuras, pocas veces visibles para la mayoría de las personas.

Sergio se enfrenta a esos mundos que pudieron haber imaginado ustedes a su edad, encaró las aventuras que quizá, también, soñaron en surcar y vencer. A pesar de las pesadillas descritas en cada una de estas páginas, el protagonista deja salir su valor para concluir la afrenta y el engaño al que lo sometieron. Sergio Mendhoza, de alguna forma, representa ese niño y ese valor con el que ustedes un día se imaginaron. En esta novela no queda de otras más que lanzarse a las contingencias que van presentándose. El llamado de la estirpe muestra el héroe que todos ustedes, de chicos, llevaron dentro.

Por: Rolando Ramiro Vázquez Mendoza 

Imagen: Portada del libro "El llamado de la estirpe", de Antonio Malpica.
Mascultura 23-Dic-13 

Facebook

Historial

Descarga