Select Page

ANGEL HEART, una vuelta al cine negro con la mala leche de Alan Parker

El corazón de Angel sería un nombre más adecuado porque Angel es el apellido del detective contratado por un misterioso hombre barbado que busca a alguien que le debe mucho más que dinero. Sí, el nombre es significativo porque en este extraño thriller todo es significativo. Lo que Angel ve, escucha, recuerda, lo que olvida, todo es parte de un tejido sombrío y nebuloso en donde, para caer en el cliché, nada es lo que parece. Para revolcarnos más en el cliché, todo es lo que parece ser.

Alan Parker es así. Un amante de la intriga ligera pero tremendamente violento cuando se lo propone. Un manipulador de los tiempos del cine de acción que provoca que quien vea sus películas se rinda ante la distorsión de los segundos, de sus segundos. Aquí, los suburbios del sur de Estados Unidos, el vudú, las calles de Nueva Orleans -eternamente polvorienta, en decadencia pero siempre llena de flores y colores debajo de la superficie de quienes la condenan- todo es el marco de una película casi policiaca, casi de acción, casi previsible (recuerden que todo es lo que parece… aunque no), pero que dentro, muy dentro, hornea una explosión sarcástica e irónica, sanguinolenta, herética y divertida.

Dentro del cine negro -ese de detectives privados, policías, mafiosos, mujeres fatales y machos en camiseta blanca- el bien y el mal se mezclan uno encima del otro, se retuercen en la misma cama para entregar matices en sus personajes que nos hacen ver cruelmente que ni la bondad es absoluta ni la maldad es tan perjudicial como nos lo han dicho toda nuestra vida. Pues bien, con todo lo que tiene esta película agreguemos, además, un vínculo extrañamente claro con ese cine negro, con esa mujer fatal que al final revela ser un engendro del mal, manipuladora -o manipulada- para el perjuicio de alguien inocente, tanto como lo pueda ser quien se apellide Angel.

El corazón del Angel es una vuelta al cine negro con la mala leche de Parker, que hace que nuestra sangre hierva tan lentamente como el aceite donde algún cadáver es arrojado para ocultar alguna evidencia… o para darle una lección a alguien de parte del mismo Diablo.

Por: Erick Estrada www.cinegarage.com

El corazón del Angel de Alan Parker en Gandhi

Imagen: Fotograma de la película El corazón del Angel.
Imagen: Portada de la película El corazón de Angel.

Mascultura 13-Ene-12

Facebook

Historial

Descarga