Select Page

DREAMERS: el sueño de una generación

Vivir bajo la sombra de la deportación es un sueño que nadie ha tenido nunca. Sin embargo, esta es la historia de miles de jóvenes migrantes que viven de manera ilegal en Estados Unidos. La periodista Eileen Truax reúne en su libro “Dreamers” algunas de las historias de estos jóvenes que no conocen otro hogar fuera de Estados Unidos y que comparten una situación legal que no eligieron.

Generaciones de mexicanos e inmigrantes de otros países han vivido de manera ilegal en Estados Unidos durante años, motivados por diferentes razones, la mayoría ha llegado tratando de hacerse de una vida mejor a la que tienen en sus países de origen. Actualmente hay más de once millones de indocumentados en Estados Unidos, de los cuales alrededor de dos millones son estudiantes que están terminando su educación media y que desean acceder a estudios universitarios.

Los Dreamers, nombre que viene de una propuesta de ley llamada DREAM Act, son jóvenes que fueron llevados por sus padres a Estados Unidos cuando apenas eran unos niños. Chicos que crecieron en una familia inmigrante, pero que han vivido la mayor parte de su vida como norteamericanos, es decir, que viven en Estados Unidos, que estudian en sus escuelas, que han hecho amigos ahí, que hablan inglés, a veces mejor que la lengua de sus padres, etcétera, pero sobre todo que no conocen otro país como suyo.

Truax realiza una selección propicia de algunas historias de estos Dreamers para mostrar la visión de un conflicto social que debería competerle a los organismos de derechos humanos y civiles y que, no obstante, depende de decisiones políticas y económicas tanto de nuestro país vecino como del nuestro. Algunas de estas historias son ejemplo de valentía y fortaleza de quienes buscan que les sea reconocida su identidad como norteamericanos, otras de tenacidad para soportar un proceso legal que es por demás largo y, finalmente, la de aquellos que fueron deportados y perdieron sus derechos.

El mérito de Truax está en que resume una situación que no debería ser ajena a nosotros. El tema de la inmigración es parte de nuestra cultura y la realidad es que sabemos muy poco al respecto. Lo mismo se podría decir de los norteamericanos que conviven todos los días con una variedad de culturas que poco a poco han ido asimilando y que, sin embargo, no protegen legalmente.

Eileen Truax exhibe así un problema que debería atenderse urgentemente: un sistema de inmigración que no funciona. Un sistema que trata como delincuentes a jóvenes que sólo desean continuar con sus estudios, por una parte; y, por otra, a los que no necesariamente desean tener estudios universitarios, pero que también merecen regularizar su situación legal y vivir una vida como cualquier otro ciudadano norteamericano.

Todos los gobiernos se han tenido que enfrentar a la inmigración, sin embargo, la situación actual es diferente por dos razones. Primero, por el gran número de jóvenes indocumentados que están por cumplir la mayoría de edad y que se encuentran en riesgo de ser deportados. Y, segundo, porque el presidente Obama ganó las elecciones gracias al apoyo de la comunidad inmigrante y, a pesar de esto, es en su gobierno que se han alcanzado los índices más altos de deportación, más de un millón y medio de indocumentados, señala Truax. Si bien unos cuantos han conseguido la ciudadanía a través de DREAM Act, propuesta impulsada por algunos senadores, la gran mayoría siguen esperando una ley que los reconozca.

“Dreamers”, documentado con testimonios de los jóvenes afectados, así como con entrevistas realizadas a personajes de la política por la propia Eileen, y enriquecido con investigaciones y notas periodísticas, es un libro que brinda un panorama de la situación en que viven miles de familias indocumentadas y que testifican no sólo un cambio demográfico importante, sino un cambio cultural que se ha hecho evidente desde las últimas décadas. Un cambio cultural que es perceptible, incluso, en la televisión y en el cine estadounidense.

Lo que resulta una paradoja es que estos grupos, aún cuando están por todas partes y viven una vida honesta de trabajo y sacrifico, no puedan comprar una casa, un auto del año, ir y venir fuera de Estados Unidos, incluso dentro del mismo país, tener seguro médico, estudiar una carrera universitaria, tener el trabajo que deseen, entre muchas otras cosas. Se trata de un sueño convertido en pesadilla por los intereses de quienes son la verdadera minoría.

Perla Holguín

Imagen: Portada del libro “Dreamers”, de Eileen Truax.
Mascultura 08-Abr-14

Facebook

Historial

Descarga