Como la vida: CORTOS, de Alberto Fuguet

Cada persona tiene distintos objetivos en la vida, desde querer joder al prójimo, hasta compadecerse del otro. No forzosamente deben ser grandes metas; son las pequeñas, las más próximas, y nunca las últimas, las que van cimentando el camino para conseguir las más difíciles. Sin embargo, al momento de hacer los planes, pocas veces tomamos en cuenta el factor del azar. Convivimos entre tantas personas y tantos caminos ya trazados, que tarde o temprano uno o varios se encontrarán con el nuestro.

En el libro Cortos, de Alberto Fuguet, se entrelazan diversas historias y diversos tiempos, como si alguno de ustedes, después de mucho tiempo, se topara con algo o alguien que le hiciera recordar su época, aquélla mejor que todo tiempo presente.

Cortos juega entre el campo de la literatura y la cinematografía. Aquí se hallarán historias filmadas en una hoja de papel, desgracias e infidelidades que se proyectan en el lienzo blanco del libro, como la de Álvaro Ferrer, Cristóbal Urquidi y Raimundo Baeza, quienes se conocen en el curso preuniversitario y que, sin saberlo, a lo largo de un año se estarían precipitando a una fatalidad que cambiaría su vidas. Muchas veces no lo pensamos, pero un momento basta para cambiar todo el rumbo de nuestra existencia. Así le sucedió a Cristóbal, un joven de ojos verdosos, como de “alguien que ha visto mucho”, ojos que le duraron muy poco.

Cortos está dividido en varios relatos que en diversas ocasiones se trastocan, como si fueran pequeñas secuelas de alguno de los personajes que creíamos abandonado en alguno de los textos anteriores. La triste figura de Urquidi vuelve a aparecer, muy en el fondo, en una historia que Teo, un joven fotógrafo y aspirante de cineasta, le cuenta a Claudia, antigua compañera de Cristóbal en el preuniversitario. ¿No les ha sucedido que en un momento de su vida alguien les habla de una persona que tiempo atrás habían conocido?

Alberto Fuguet presenta personajes cuyos caminos se vieron obligados a dar giros de 360 grados; propone situaciones que pocas veces estamos preparados para enfrentar, como la del viejo matrimonio Paternostro, que debe soportar una terrible pérdida. ¿Quién está listo de sobrellevar una inminente eutanasia en su propia casa? Cortos golpea con situaciones límite que fuerza a los personajes a tomar un camino, como el caso de Simón, quien decide huir y dejar atrás a su familia, su trabajo y su identidad, por la infidelidad de su esposa con su ex-mejor amigo, un tal Lucas, mejor conocido como Luke Skywalker.

¿Sirve de algo trazar un camino para seguir en la vida? Puede servir de eje, pero no hay que subestimar el azar. Cortos es un buen ejemplo para pensar en los objetivos de la vida, todo eso que queremos llegar a ser y tener; al fin y al cabo, la existencia es efímera, puede contarse con pocas palabras y también en cortometrajes, o en una acumulación de éstos, pero son los detalles los que más inciden en dichos objetivos y los hacen desde buenos, hasta peligrosos.

Por Rolando Ramiro Vázquez Mendoza

Imagen: Portada del libro Cortos de Alberto Fuguet.
Mascultura 13-Feb-13

Facebook

Historial

Descarga