No me arrepiento de nada (Carta editorial Revista Lee+ 141)

No me arrepiento de nada (Carta editorial Revista Lee+ 141)

Cuando nuestros ojos recorren los renglones impresos, los arrepentimientos son invisibles. Las tachaduras y los borrones los desaparecieron por completo. En muchas ocasiones, éste se transforma en un fantasma que se diluye o nos persigue sin piedad: nos pone delante de conceptos como el pecado, el error, lo que no debimos hacer y hemos de esconder. La idea de “corregir es de sabios” puede ser cierta, pero siempre se muestra como indeseable. Nuestra autoestima nos obliga a ocultarla.

El arrepentimiento es humano: tú y yo lo hemos padecido, sólo la causa que los provoca nos hace distintos. Sin embargo, nunca podemos escapar de él: estamos condenados a no conocer todas las consecuencias de nuestras acciones; por eso fallamos. Lo que parecía perfecto se convierte en un esperpento, y lo que imaginábamos correcto mutó en una falsedad absoluta. Es cierto, desconocer el futuro nos condena a padecerlo. Pero, ¿qué podemos hacer para escapar de sus garras? Nada, absolutamente nada. La inacción también tiene consecuencias incognoscibles. Debido a esto, no nos queda más remedio que seguir adelante con la certeza de que nos arrepentiremos.

Como es imposible escapar de él, en este número de Lee+ no nos quedó otra opción más que encararlo: en buena parte de sus páginas, nos asomamos a algunas de sus facetas y sus mecanismos, a los medios que tenemos para borrar sus huellas. Y, por supuesto, es probable que, dentro de unos años, el arrepentimiento nos encuentre por lo que hoy publicamos. Por esta razón, antes de que nos alcance, vale más que te adentres en estas páginas. +

DESCARGAR

Historial

Descarga