La National Gallery presenta a los pintores de la escena urbana neoyorquina

La National Gallery de Londres presenta a partir del miércoles y hasta finales de mayo una pequeña exposición del grupo de pintores de la llamada Ashcan School, escuela realista estadounidense, de comienzos del siglo XX, que se destacó por sus escenas de la vida diaria en Nueva York.

Son pintores que renunciaron al pulido estilo académico que se enseñaba entonces en las escuelas de bellas artes de aquel país y lo sustituyeron por un modo de expresión que intentaba captar de un modo mucho más directo y radical la vitalidad de la vida urbana en los Estados Unidos de América.

Su principal representante es sin duda George Bellow (1882-1925), considerado todavía como el pintor estilísticamente más audaz aunque ni él ni los otros miembros de aquel movimiento hayan tenido a este lado del Atlántico un reconocimiento igual al de su país de origen.

Esa falta de atención se corregirá con seguridad dentro de dos años cuando otra institución cultural londinense, la Royal Academy of Arts, recuerde a Bellows con una gran exposición, de la que ésta, titulada "Un experimento americano", pretende ser sólo un anticipo.

Como señala en su presentación el director de la National Gallery, Nicholas Penny, Bellows debe mucho a la pintura española, especialmente a Velázquez, y al francés Manet, a su vez un gran admirador de la pintura española.

Bellows no sólo se deleitó en la pintura de parques urbanos de la ciudad de los rascacielos sino que pintó también paisajes lejos de la metrópolis, entre los que destacan maravillosos efectos de nieve y de sombras, y poderosas marinas de dinámicas pinceladas.

Entre las obras más sobresalientes de Bellows reunidas en una sala de la galería de la plaza de Trafalgar figura una impresionante escena nocturna de una excavación en la que se colocarían los cimientos de la primera estación ferroviaria de Pennsylvania, en pleno Manhattan, completada en 1910 y demolida medio siglo más tarde.

Otra de sus obras más destacadas es la titulada "Blue Snow, The Battery", que se conserva en el Columbus Museum of Art, de Ohio, y que muestra el parque de Battery, adyacente a Wall Street, totalmente cubierto por una capa de nieve de delicadas tonalidades azules.

También cabe mencionar uno de los pocos desnudos femeninos que pintó Bellows en los primeros años de su carrera, que desafía los cánones académicos de idealismo y belleza y pone el énfasis en el cuerpo monumental de la mujer, que aparece sentada con una pierna sobre otra mientras se pone o quita un zapato.

Completan la muestra otros pintores de aquella escuela como Robert Henri (1865-1929), John Sloan (1871-1951), William Glackens (1870-1938) o George Luks (1876-1953).

Londres, 28 feb (EFE).

Descarga

Facebook

Historial