Select Page

Manuel Acuña, un poeta de leyenda

Manuel Acuña, un poeta de leyenda

Nació en Saltillo, Coahuila, en 1849 y murió en la Ciudad de México en 1873. Cursó estudios en el Colegio Josefino y luego en San Ildefonso. Estudió medicina. Perteneció al Liceo Mexicano. Colaboró en El Renacimiento (1869), El Libre Pensador (1870), El Federalista (1871), El Domingo (1871-1873), El Búcaro (1872) y El Eco de Ambos Mundos (1872-1873).

Durante sus años de participación en tertulias literarias conoció a Ignacio Manuel Altamirano, Agustín F. Cuenca y Juan de Dios Peza. Su carrera literaria fue breve, aunque fructífera. Comenzó en 1868, con una elegía a la muerte de Eduardo Alzúa fundó la Sociedad Literaria Nezahualcóyotl en uno de los patios del Ex convento de San Jerónimo, que le sirvió para dar sus primeros pasos como poeta. Publicó algunos de sus poemas en el suplemento del periódico La Iberia.

Se enamoró perdidamente de Rosario de la Peña, que también fue admirada por José Martí y Manuel M. Flores, y esa fue la presumible causa de su suicidio, mediante envenenamiento con cianuro el 6 de diciembre de 1873, contaba tan solo veinticuatro años cuando se suicidó, ya gozaba de un incipiente, pero reconocido prestigio literario.

Historial

Descarga