Fábulas que trascienden el tiempo

Fábulas que trascienden el tiempo
31 de marzo de 2020
Lecciones simples, pero valiosas nos enseñan estos pequeños relatos que han trascendido hasta nuestros días.

Para la mayoría de los lectores, el primer contacto con los libros fue a través de las fábulas. Cuentos donde se dan algunas lecciones éticas y comportamiento que nos invitan a reflexionar sobre nuestros actos.

Sin duda, uno de los autores más socorridos y decano de este género fue Esopo. Los relatos atribuidos a este fabulista de la antigua Grecia han sobrellevado de buena manera el paso de los años y se han convertido en una fuente de lecciones importantes para generaciones enteras de infantes.

Así te presentamos cinco de las fábulas clásicas del autor griego.

La cigarra y la hormiga

La historia clásica que nos explica el valor del trabajo y del ahorro nos cuenta sobre el carácter alegre de la cigarra, sin embargo no le gustaba trabajar. Las hormigas eran todo lo contrario a la cigarra trabajaban para tener comida para el invierno. Al llegar la nieve, la cigarra no tenía que comer, pero las hormigas sí, con lo que nos enseña el valor del trabajo.

Pedro y el lobo

Otra de las historias atribuidas a Esopo nos da la lección de decir la verdad. Pedro, un pastor que bromeaba con la llegada del lobo, vivió una lección muy dura al no ser apoyado por los campesinos después de haber dicho tantas mentiras.

La tortuga y la liebre

Una de las historias más contadas en el mundo deportivo y de los negocios nos deja como reflexión dar todo el esfuerzo por más pequeño que sea el adversario. Sin tener exceso de confianza y con profesionalismo, lo más importante, sin menospreciar al de enfrente.

La zorra y el cuervo

En las fábulas de Esopo, la zorra es uno de los animales más recurrentes, esto debido a su astucia, así se demuestra en la fábula de “La zorra y el cuervo”, donde la zorra engaña al cuervo, adulándolo y con ello obteniendo el pedazo de queso.

El perro y su reflejo en el río

La frase “como el perro de las dos tortas”, viene de esta fábula, en la cual cuenta que un perro sostenía un trozo de carne y al acercarse a un río se vio reflejado en él, creyendo que era un pedazo más grande grande, se lanzó por él pero al tratarse del reflejo, perdió la carne que ya tenía. Lo que nos enseña las consecuencias de la codicia.+

Si deseas conseguir el libro, da clic aquí

Historial

Descarga