Soy Jimi Hendrix, sólo que sin guitarra

Lee la columna de Antonio Malpica, escritor mexicano que recientemente obtuvo el Premio Iberoamericano SM Literatura infantil y juvenil.

Aquiles: Tiene que ayudarme con la decisión.

Tortuga: Ya se lo dije. No es absolutamente necesario que vaya disfrazado. De hecho, no es absolutamente necesario que vaya. Quédese a ver la tele.

Aquiles: Usted todo lo toma a la ligera, pero hay que esforzarse en cada aspecto de la vida. Incluso las fiestas.

Tortuga: Una cosa es esforzarse y otra obsesionarse. Estos dilemas siempre lo ponen a usted al borde de la demencia.

Aquiles: Lo que pasa es que no puede tolerar mis enormes desplantes de originalidad.

Tortuga: Suena exactamente a lo que diría un loco. Se lo dije en la fiesta de los ochenta y se lo repito ahora: elija algo simple.

Aquiles: Ajá. ¿Como su disfraz de Marty McFly? ¡Sólo se puso un chaleco salvavidas!

Tortuga: ¿Y qué hay de malo en ello? Rápido y eficiente. Y nadie objetó mi disfraz.
 
Aquiles: ¡Había siete Martys McFlys en esa fiesta! Pero sólo un replicante.

Tortuga: A eso me refiero. ¡Sólo usted sabía que era un replicante! Iba vestido como cualquier persona.

Aquiles: ¡Es la idea! Pero si usted y todos los demás en la fiesta hubieran reparado en el letrero que llevaba al cuello que claramente decía "Reprobé el examen de Voight-Kampff"…

Tortuga: No haga homenajes absurdos. Todos vimos Blade Runner. Y aun así nadie se dio cuenta de nada.

Aquiles: Por eso necesito su ayuda para la fiesta de los sesenta. Para ver si mi disfraz será un éxito o voy a tener que explicárselo a todo el mundo. Lo cual no es nada divertido.

Tortuga: Ya le dije. Ahórrese el aburrimiento. Quédese a ver la tele.

Aquiles: Para usted, que es un vulgar y un ordinario, es fácil decirlo porque no le importa sobresalir. Cualquiera puede darse cuenta de que se disfrazó de alcahuete neoyorquino. Y eso no tiene nada de original.

Tortuga: ¡Oiga, más respeto! Soy Jimi Hendrix, sólo que sin guitarra.

Aquiles: Se la he puesto fácil, así que no se preocupe. Me tomé fotos con los distintos disfraces que puedo llevar. Y si usted capta el significado, entonces cualquier tonto podrá hacerlo.

Tortuga: Es usted tan gentil, que en verdad conmueve.

Aquiles: Aquí el primero.

Tortuga: ¿Qué es eso? Sólo se pintó la cara de blanco.

Por Antonio Malpica

Sigue leyendo la columna de Antonio Malpica aquí.

Mascultura 24-feb-16
 

Facebook

Historial

Descarga