‘I love you, Ti amo! Je t’aime! ¡Te quiero!’: Phoenix en El Plaza Condesa

‘I love you, Ti amo! Je t’aime! ¡Te quiero!’: Phoenix en El Plaza Condesa
Mariel Argüello

Hay algo especial que irradia Phoenix al verlos en vivo. Bastaba tan solo con ver una enorme manta abajo de la marquesina a las afueras del recinto en el que celebraba el cariño de la unión francomexicana y ver cómo llevaron el concepto alrededor de Ti Amo, su sexto material discográfico, en una experiencia inolvidable para todos los que estábamos ingresando al primero de los tres días de su residencia en El Plaza Condesa.

Mensajes escritos por el propio Thomas Mars con lápiz labial alusivos al álbum en los baños y vidrios adentro del aforo, venta de paninis, gelato y sake especial que fue creado por Toshiro Kuroda, una máquina dispensadora que contenía todo tipo de souvenirs de la banda —discos autografiados, playeras, parches y hasta calzones—, todo ese tipo de detalles —sin excluir, obviamente, la música de fondo—, te hacían sentir como si estuvieras en un suburbio italiano. Se nota que cuidaron esa atención de manera significativa para que su público mexicano se sintiera a gusto con la banda.

Cerca de las 8:30, el grupo Rey Pila amenizaba el inicio de la velada y pasadas las 9:30 de la noche Laurent Brancowitz, Deck d’Arcy, Christian Mazzalai y Thomas Mars tomaron el mando para recalcar el por qué siguen siendo ídolos, encendiendo el entusiasmo de todos los presentes.

J-Boy, Lasso y Entertainment comenzaban a elevar la energía de público esa noche, para después continuar con Lisztomania, Noir, Long Distance Call, Rally y Role Model, esto sin dejar de lado las fusiones de Trying to Be Cool con Drakkar , Too Young con Girlfriend y If I Ever Feel Better con Funky Squaredance. La velada continuó con Sunskrupt!, Lovelife, Armistice, Rome y por supuesto, Ti Amo en el que Mars pregonaba diciendo “I love you, Ti amo! Je t’aime ¡Te quiero!”.

Sobra decir que la interacción de todos los integrantes con los presentes era sumamente efusiva. Incluso se llevó a cabo una rifa en la que una afortunada chica subió al escenario para recoger un premio especial por parte de ellos y desde luego, saludarlos o qué decir de la cabina telefónica que se encontraba al costado del escenario, que el propio Mars usó para acercarse a sus fans al cantar Teléfono durante su encore en el que, por cierto, también tocaron Countdown, Fior di latte, 1901 y cerrar con Ti amo di più con un crowsurfing del cantante.

Noches como la que dio Phoenix te dejan una sensación muy linda, tan parecida a cuando conoces a un apuesto chico de la nada y te regala un beso en la mejilla. +

Descarga

Facebook

SmartTV

 

Historial