Select Page

LOBA y LUCES EN EL CANAL, Premios Gran Angular y Barco de Vapor SM 2013

La novela de género fantástico Loba, escrita por la mexicana Verónica Murguía, y el relato de realismo mágico Luces en el canal, del leonés David Fernández Sifres, han obtenido los Premios Gran Angular y Barco de Vapor SM en su edición de 2013.

"Absolutamente impresionada" se ha declarado hoy Verónica Murguía en el acto de presentación de los premiados, que recibirán esta tarde en la Real Casa de Correos de manos de la Princesa de Asturias el galardón, uno de los mejores dotados del mundo en su categoría, con 35.000 euros cada uno.

La autora tardó diez años en escribir Loba, una obra de fantasía épica y un argumento en el que su creadora juega con la dualidad entre la barbarie y la civilización, el amor y la guerra o la épica y la ética, "innovadora en el género fantástico y de gran belleza literaria", según el jurado.

A pesar de ser una novela fantástica, muchas de las ideas que hay en sus páginas sobre la violencia y la fragilidad de la vida surgieron de la situación que se vive desde fines del siglo pasado en México, país natal de su creadora.

"Los años que estuve dedicada a su escritura la novela me dio a mí mucho más de lo que yo le di a ella", ha asegurado hoy Verónica Murguía (México DF, 1960), quien ha informado de que la escribió durante sus años de residencia en Canadá, cuya naturaleza la sobrecogió, y ha dicho que necesitó para su elaboración "paciencia y cierta fortaleza física".

En Canadá conoció unos cuervos "enormes y muy inteligentes, que abrían hasta los cubos de basura" y que utilizó para uno de los protagonistas de Loba, un joven mago del reino de Alosna, enfrentado al Rey Lobo de Moriana.

Durante el largo proceso de escritura, en el que la también periodista publicó otros dos libros, ha reconocido que sufrió "tropiezos" y momentos de "frustración" que la llevaron a rehacer la obra hasta en siete ocasiones, pasando del "ingenuo" libro inicial a una obra "más agria y densa".

Verónica Murguía, quien ha publicado una docena de libros infantiles y tres novelas, ha recordado que en México "no hay castillos" como los que figuran en su obra, motivo por el decidió presentar su obra al premio juvenil "Gran Angular" en un país, España, "con muchos castillos".

Loba está ambientada en los territorios medievales ficticios de Moriana, Alosna y Tarkán, y protagonizada por Soledad, una princesa nada convencional, un mago (Cuervo) y dos bestias míticas que se ven atraídas por su fuerza vital.

El Premio Barco de Vapor ha recaído en su 35 edición en Luces en el canal, de David Fernández Sifres (León, 1976), quien ha definido su obra como "una historia de giros" que comienza con el misterio de una barca en los canales de Amsterdam para tornarse en una trama cercana que trata, sin prejuicios, la relación entre un niño lisiado y un mendigo y que concluye con un toque mágico.

Ilustrada por Puño, la historia ha sido calificada por el jurado como un relato "tierno" que cuenta cómo los niños "saben mirar e ir más allá de los prejuicios, poniéndose en el lugar del otro".

Fernández Sifres, técnico de Tráfico y escritor "a ratitos", sobre todo por que acaba de ser padre, ha explicado que, a diferencia de la autora premiada por el Gran Angular, escribió Luces en el canal "muy rápido".

La historia surgió en su cabeza hace años, cuando contempló, sentado en un parque, a una señora dando pan a unas palomas junto a un mendigo que pedía para comer con un cartel que ponía "Tengo hambre".

"Pensé que hay veces en que tratamos mejor a los animales que a las personas, y se ve que la historia se quedó en mi cabeza", ha dicho hoy el autor, para quien con solo cuatro obras Este es su tercer premio, ya que las anteriores El faro de la mujer ausente (Edelvives) fue Premio Alandar de Literatura Juvenil 2011, mientras que Un intruso en mi cuaderno fue premio Ala Delta Infantil 2012.

Elsa Aguiar, gerente de SM, ha explicado que el diseñador de esta publicación se ha preocupado de jugar "con la verticalidad" de las casas y las calles de Amsterdam, no solo en su cubierta sino también en la escritura de anchos márgenes y la tipografía holandesa, así como en la cinta separa-páginas de color naranja, el color de Holanda.

Imagen: La escritora Verónica Murgía.
Madrid, 9 abr (EFE)

Descarga

Facebook

Historial