Editores en peligro de extinción (Carta editorial Revista Lee+ 130)

Editores en peligro de extinción (Carta editorial Revista Lee+ 130)

Todos los libros tienen un fantasma. Un ser casi invisible que se diluye en sus páginas y su portada; se trata de una sombra apenas perceptible, ella permite que los textos lleguen a tus manos y sean como son. Sin un editor, las obras se convertirían en un sueño irrealizable, y si se llevaran a cabo, probablemente serían una tropezosa pesadilla. Un texto sin un editor difícilmente puede ser un libro. El editor es el que imagina las publicaciones aún inexistentes, él trata de darle brillo a los manuscritos y es quien conspira con el autor para crear el libro. Sin embargo, el editor nunca es la estrella y poco a poco se convierte en una especie en peligro de extinción.

En las relaciones entre los autores y los editores hay un poco de todo: complicidad y camaradería, enfrentamientos y líos, errores irreparables y logros maravillosos. Su conjunción está atrapada por los vórtices sublimes y lo grotesco, y sus resultados quedan a la vista de los lectores. Un libro mal editado duele en los ojos y se niega a ser recorrido sin tropiezos.

Este número de Lee+ está dedicado a los editores: algunos nos regalaron sus palabras, otros, nos revelaron sus secretos y, por supuesto, también nos contaron sus pesares. Estas páginas son un intento para mostrar a los fantasmas que dejan huellas y transforman los manuscritos en libros, con todas las de la ley y que nos revelaron —a la manera de Arreola, Toni Morrison o Hugh Hefner— lo que nadie podía leer o mirar.+

LEER

DESCARGAR

Descarga

Facebook

Historial