Creemos que el gato tiene un carácter muy enigmático y muy versátil: Entrevista con Irene Álvarez

Lata de Sal es una editorial de álbum ilustrado especializada en dos colecciones únicas (Vintage y Gatos), creada por Juan Blanco e Irene Álvarez, dos emprendedores de origen español que venden libros para todas las edades y de la cual ya se distribuyen en tanto en cualquier librería alrededor del mundo como a través de su web www.latadesal.com

Irene y Juan, llevaban años formándose en el ámbito editorial como periodistas, pero no fue hasta que decidieron en centran sus esfuerzos en crear por su cuenta Lata de Sal, centrado en sus dos colecciones únicas. La primera, La Colección Vintage, donde reúnen clásicos ilustrados que se han publicado hace más de 30 años en cualquier lugar del mundo y la segunda llamada Colección Gatos, compuesta por libros ilustrados en donde el protagonista principal son los maravillosos felinos

Recién entrevistamos a Irene durante su estancia en la Ciudad de México y previa hacia La Feria Internacional del Libro en Guadalajara, Jalisco. Esto fue lo que nos compartió.

¿Cómo despertó el interés hacia los gatos y no por otro animal? ¿De dónde y cómo nace la idea de Lata de Sal?
Somos una editorial que salió ya hace cuatro años en España. Queríamos especializarnos en dos temáticas que son las que más conocíamos y que llevabamos investigando mucho tiempo dentro del género del álbum ilustrado; la editorial se decanto por la colección gatos , porque subjetivamente somos unos amantes de los gatos de manera impresionante, ya que nuestros dos jefes son gatos y objetivamente porque creemos que el gato es el animal más literario que existe. Creemos que es el animal más unido a la figura del escritor a lo largo de la historia de la literatura , muchísimos escritores que hoy en día son clásicos, han tenido gatos y los han influido demasiado en sus obras literarias. Muchos no lo saben, pero muchos de los personajes más conocidos de la literatura llevan el nombre de los gatos de los autores . Esto es algo que de verdad nos sorprendió, porque realmente somos amantes de los animales en general, pero si creemos que el gato tiene un carácter muy enigmático , muy misterioso, muy especial y muy versátil. Creíamos que dentro de la literatura y además dentro del género de la ilustración, el gato sin duda es un referente. Hay muchísimos ilustradores que tienen obras basadas e inspiradas en sus gatos y es por eso de que somos la única editorial del mundo con una colección literaria de gatos.

¿Cómo es un día de trabajo para la editora de Lata de sal?
Bueno yo soy parte del equipo de Lata de Sal, en donde mi socio Juan Blanco y yo, Irene Álvarez somos los co-fundadores de Lata de Sal. Un día de trabajo es un día sin fin y como todo los editores sabemos que es una locura de trabajo, en donde siempre estás como una especie de montaña rusa, manejando muchísimos sectores de trabajo tanto de producción, diseño y primera selección de los libros. Es un día también en donde continuamente hay sorpresas maravillosas y no tan maravillosas, en donde se puede cambiar decisiones de manera inmediata y nosotros aparte de llevar el día a día, el tiempo es prácticamente los más importante, los plazos de trabajo, el trato con los ilustradores, con los autores, con la imprentas, con las distribuidoras, siempre tienes que estar haciendo como que esa “presión” para que el libro entre a tiempo y bueno, está también la parte de nosotros en cuanto a la investigación de más títulos (claro, si queremos diferenciarnos) y nos sorprende que hay una competencia fantástica. Yo adoro las competencias, me gustan los libros que sacan las editoriales españolas, mexicanas y argentinas, entonces siempre tienes que intentar diferenciarte y eso es algo que nunca se acaba. El trabajo nunca termina.

Crear una editorial es para muchos un sinónimo de lanzarse al abismo, pero que al final da frutos y recompensas. ¿Qué le aconsejaría a aquellos que tienen la inquietud de comenzar con un sello editorial?
Bueno, antes yo tenía un trabajo fijo, trabajaba como periodista en la televisión y tenía un sueldo con una nómina y mi socio y yo nos tiramos “a la piscina”. Yo les aconsejaría a todo el mundo que se tire a la piscina. Al principio la piscina editorial no va a tener mucha agua, pero siempre tienes que estar ahí de manera constante. Es un negocio muy duro, pero tienes que visualizar y sentirte de que todo irá muy bien y luchar muchísimo para estar estable. Nunca me he arrepentido de dejar mi otro trabajo.
Si realmente te gusta el mundo del libro y te gusta crear libros, este es el trabajo más bonito del mundo para ti. Los márgenes en el mundo editorial es muy pequeño para el editor y yo hice master de edición. Hasta que lo vives, te das cuenta de lo maravilloso que es y que esto no son comparables a nada, así que animaría a todo el mundo, pero que siempre que tengan en cuenta el esfuerzo que hay detrás

¿Hasta dónde quieren llegar con Lata de Sal? Es decir, ¿cuál es su objetivo de aquí a algunos años?
El objetivo de cualquier editorial siempre es ampliar el negocio, mantenerse e ir publicando. Nuestro objetivo es tener un público que nos quiere y no perder la identidad , es como no perder nunca el norte: no es fácil. Habrá momentos en donde nos tocará perdernos y eso nos ayude a conseguir cosas más fáciles, pero tenemos las cosas claras y nos gustaría seguir por ese camino de hacer libros rigurosamente seleccionados y ese un poco el objetivo. Nuestra meta es publicar en países muy diferentes al de nosotros, ya que nos gusta ampliar el panorama y que llegue a más público.

Dime tres reglas básicas que todo editor debe tener en cuenta, ya sea para alguien con larga trayectoria o cuyo camino apenas inicia.
Un editor debe tener en cuenta la regla del esfuerzo. Nada se consigue sin esfuerzo. La segunda es el crear una identidad, esto es bien importante de cada editorial, porque ese es un trabajo previo que, a lo mejor no se toma mucho en cuenta, pero en nosotros, antes de crear la editorial, estuvimos años creando la identidad de la editorial y es de alguna manera parecido cuando tú creas a un ser vivo y ese ser vivo debe de tener una personalidad; tienes que tener bien claro la personalidad de la editorial y la tercera sería la libertad. Creo que dentro del mundo editorial debemos de ser libres al igual que su lector, de publicar realmente lo que su personalidad le hace feliz y creo que si todos trabajamos y pensamos en el bien del libro, todos crecemos. Es una cadena formada por muchísima gente y si todos con libertad hacemos bien el libro, forzamos esa cadenita.

Leímos el libro de Gatos de película, de Susan Herbert.
A ti, ¿qué escena de película te gustaría que fuera reinterpretaran con gatos?

Soy amante del cine clásico, de “Lo que el viento se llevo”, por ejemplo. Tal vez me gustaria que hiciese como una selección de cinemas modernos o de series de televisión, pero me gustaría que reiterpretaran a “Thelma y Louise” de Ridley Scott. Me gustaría ver las dos gatas en el coche, estaría fenomenal.

 

Por Mariel Argüello

MasCultura 28-nov-16

 

Facebook

Historial

Descarga