El Arte vs. SIDA

Son cerca de más de 30 años en los que la humanidad ha convivido con el Virus de la Inmunodeficiencia Humana, y hasta la fecha, los índices aunque han disminuido, no han llegado a cero. Esta crisis alarmó al mundo, los mitos y realidades sobre la enfermedad crecieron y se propagó en todos lados. La historia del VIH no es sencilla de contar, ya que en ella se encuentran factores como la intolerancia, la homofobia y todas las divisiones que el ser humano podría tener.

El primer caso diagnosticado fue en 1981, y debido a que la mayoría de los casos de SIDA se vinculaban con los homosexuales, se creyó en algún momento que esta enfermedad pertenecía exclusivamente a este sector. Desafortunadamente y debido a los prejuicios que rodeaba alrededor, muchas personas infectadas no fueron tratadas correctamente, y la autoridades no tomaron acción hasta que se comprobó que el VIH podía transmitirse hacia hombres y mujeres por igual. Para que nos demos una idea de la cantidad de prejuicios que existían alrededor de esta enfermedad, uno de sus sobrenombres fue la peste rosa –en referencia a la comunidad gay–.

Ante esta precaria situación, una de las grandes herramientas para enfrentar el SIDA fue la comunicación. Gracias a que existieron grupos de activistas y ciudadanos que lucharon, se pudieron legalizar los tratamientos contra esta enfermedad, la cual afectó a niños, hombres, mujeres, y sobretodo jóvenes.

La condena cayó también sobre infinidad de estrellas de la música, el arte, el cine y la literatura que a pesar de contar con todos los medios posibles, nunca lograron hacer frente a una enfermedad devastadora y voraz. Discriminación, rechazo y marginación son algunos de los efectos sufridos por quienes han padecido el virus. Pero, a medida que han pasado los años, la acogida de esta terrible enfermedad ha evolucionado pasando del tabú y la censura a la exposición pública con la intención última de crear estrategias de difusión y concientización sobre este padecimiento.

No es una batalla fácil, ya que en la actualidad, existen grupos que sostienen que el SIDA es una enfermedad inventada. Sin embargo, el SIDA cobra 2 millones de vida al año, razón por la que los distintos medios y el arte tratamos de sensibilizar la población acerca de esta enfermedad, pues el objetivo final es avanzar a ser generaciones libres de VIH.

Hoy, en el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA, es un buen momento para sensibilizar y mejorar la actitud de la sociedad hacia las personas que padecen esta enfermedad crónica y tratable.

Fuente: Fahrenheit Magazine 

MasCultura 1°-dic-16

Descarga

Facebook

Historial