100 años creyendo en la Bauhaus

100 años creyendo en la Bauhaus
Lunes 13 de mayo de 2019
Yara Sánchez De La Barquera

Las vanguardias artísticas siempre han tenido grandes responsabilidades con el entorno al cual responden sus orígenes. Las posturas y propuestas ante procesos políticos y sociales pueden modelar el mundo por caminos fructíferos y originales. “El arte por el arte”, surgido en las primeras décadas del siglo XIX como reacción frente al mercantilismo burgués, instaló las bases para la idealización del artista bohemio-vanguardista, sobretodo en el Impresionismo. Sin embargo, en el siglo XX, la vanguardia de la Bauhaus se fundó sobre principios como “la forma sigue a la función”, por lo que en arquitectura los diferentes espacios eran diseñados con formas geométricas según la función para la que fueron concebidos, derrumbando así el pasado: “Comenzar de cero”, decía su fundador, el arquitecto Walter Gropius. La belleza en sí misma no era suficiente y el artista debía responder a las necesidades de la sociedad entera, no sólo de la burguesía.

…desde la silla en la que usted se sienta hasta la página que está leyendo.

Heinrich von Eckardt

Con ese compromiso surgió Bauhaus, la primera escuela moderna de diseño del siglo XX, la Staatliche Bauhaus (Casa de la Construcción Estatal), cuyo espíritu revolucionario surgió después de la destrucción trágica de la Primera Guerra Mundial. En 1919 Gropius la fundó en Weimar para sentar las bases de una nueva sociedad a través de la arquitectura, diseño y la unión de todas las artes, y de una pedagogía innovadora y agitadora para todo lo conocido hasta su nacimiento.

Era un rechazo a cánones estéticos sin discurso útil para el humano, un entrenamiento comenzando con bases técnicas y artísticas, priorizando las artesanías y el material, un camino para regresar al origen. Dejando atrás la práctica de copiar modelos, era tiempo de crear de manera intuitiva, muchas de las creaciones de aquella escuela están vigentes, desde la famosa silla Barcelona de Mies van der Rohe hasta los muebles de Marcel Breuer o las lámparas de Marianne Brandt, que adornan hoy, como ayer, oficinas y domicilios privados.

Todas las artes se vieron confrontadas. El diseño industrial y gráfico lograron un status de profesión por primera vez, y esas bases normativas y académicas se siguen usando en nuestros días. La Bauhaus es sinónimo de modernidad, de nuevas concepciones del espacio y de la forma e integración de las artes. Su limpieza estética comienza al abrazar las formas elementales y los colores primarios y, aunado al diseño minimalista de influencia japonesa, el estilo es inconfundible. Los japoneses culturalmente destacan el diseño en todos los órdenes de la vida.

La estética minimalista y la voluntad de crear un entorno diáfano, sencillo, se aproxima al lenguaje vital de la Bauhaus. En 1954 Gropius visitó la Kuwasawa Design School de Tokio; en el libro de visitas escribió: “Aquí encontré el espíritu de la Bauhaus”. Realizaron estudios de medidas exactas para construir y diseñar, grosores, texturas exactas para toda la humanidad, superando la línea entre artesanos, diseñadores y artistas, danza, fotografía, escultura, música, escritura; se experimentó, enseñó, transformó, y los pensadores sentaron las bases para un nuevo siglo que recién comenzaba. Ejemplo de esto es el libro Arte de proyectar en arquitectura de Ernst Neufert, un texto básico, un long seller. Los arquitectos de todo el mundo siguen estudiando y construyendo con él.

La persecución

Las tres ciudades sede de la Bauhaus —Weimar, Dessau y Berlín— representan tres etapas con diferentes directores como Hannes Meyer (1928-1930) y Mies van der Rohe (1930-1933). Los retos no sólo vendrían internamente sino que el régimen nazi consideró como degenerado el trabajo de la Bauhus, por no mostrar de manera realista a la figura humana, sino cortada, sin temáticas heroicas, nada de lo que hacían correspondía con la ideología del Tercer Reich, que vio en la escuela una amenaza.

Su ideología crítica y compromiso social favorecieron el cierre de la primera etapa de la escuela en 1933 e iniciaron las diversas mudanzas para terminar en EUA, y llevaron su influencia a países como Argentina. A México llegó a finales de los años 30 con Hannes Meyer, invitado por Lázaro Cárdenas a dictar una serie de conferencias. En junio de 1939 volvió a México para establecerse, contratado por el Instituto Politécnico Nacional para dar clases en su Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura (ESIA), desde donde ejerció gran influencia en la academia mexicana: la Universidad Autónoma Metropolitana tiene, en el plan de formación de las carreras de diseño, un curso de introducción básico que inicia a sus estudiantes en la Bauhaus, en un aprendizaje directo de la escuela alemana.

Tal vez ese constante movimiento haya sido una manera favorable para expandir el rigor intelectual y proteger un vigor que dependía de una sociedad también cambiante. Las mentes más creativas huyeron al exilio y todo lo planteado tuvo que ser revisado de nuevo. La movilización y las nuevas actitudes y formas de expresión fortalecieron y expendieron todo por lo cual luchaban, con artistas como Kandinsky y Klee en exilio. Pero habría mucho aún por crear. La gran mayoría de la escuela migró a Estados Unidos donde encontró un terreno fértil. Su primera exposición fue en 1930 en Harvard, y más tarde la exposición fue llevada a Chicago y a Nueva York. Estados Unidos abrazó sus principios, y para 1960 sembraron nuevas líneas de producción y de enseñanza en las escuelas más respetadas.

Hoy sigue siendo contundente la modernidad sembrada por la Bauhaus. Diversos talleres y despachos a nivel trabajan con sus principios. Moda, música, danza, cerámica, arquitectura, diseño gráfico, editorial, todo ha pasado por diferentes metamorfosis y adaptaciones, pero los valores están más presentes a 100 años de su formación. Inconformes con su presente, sentaron las bases para otro futuro. Se preguntaron: ¿Cómo será el futuro? Y respondieron estableciendo un canon universal, y arriesgaron sus vidas todos los creadores y pensadores para darnos un nuevo inicio. +

Descarga

Facebook

SmartTV

 

Historial