Los mejores westerns del siglo XXI

Los mejores westerns del siglo XXI
30 de marzo de 2020

Durante el primer siglo de la historia del cine, existieron géneros que se consolidaron entre el público por sus historias simples, pero cargadas de emoción y exposición de los llamados héroes.

En el caso del género “western”, fue el primero en presentar a los protagonistas en una dimensión más justa, sin ser 100 por ciento buenos o amables y temerarios. Generalmente los héroes de este tipo de cintas son forajidos que tienen la oportunidad de redimirse ante sí mismos y la sociedad.

El sentido ético se pone de manifiesto en sus historias: seres solitarios y de poca empatía, que cuando se presenta una situación límite, con todo y dudas, sacan lo mejor de su personalidad y resuelven el reto que se les presenta, para después volver a ese aislamiento.

Así el género poco a poco ha sido revalorado por los críticos, así como por los realizadores y guionistas, quienes han explorado otras temáticas dentro de los contextos en estética del western. En este siglo XXI, nuevas historias se han realizado con interesantes resultados, tanto artísticos como comerciales, por ello te presentamos algunas de estas cintas que han reinventado el género primigenio del cine.

The Nightingale (2019)

La cinta dirigida por Jennifer Kent nos cuenta la trágica historia de Clare, una prisionera que es torturada por el teniente Hawkins. El personaje de Clare es expuesto con grandes problemas emocionales ante los abusos del teniente. Clare y su compañero Billy se dan cuenta que sufren cosas similares.

La balada de Buster Scruggs (2018)

Dirigida por los hermanos Coen, nos cuenta una serie de historias de todo tipo, incluso divertidas sobre los personajes del género como vaqueros que cantan, ladrones de bancos con poca suerte, cazarecompensas solitarios, pioneros e incluso pasajeros de diligencias. Relatos tomados de los libros All Gold Canyon de Jack London y The Girl Who Got Rattled de Stewart Edward White, que en apariencia no están conectados entre sí, pero que de alguna forma se relacionan en esta adaptación. Una invitación al espectador para descubrir la conexión entre estas historias.

Brokeback Mountain (2005)

Dirigida por Ang Lee, rompió con todos los estereotipos del western clásico al contar una historia de amor entre dos vaqueros. Las actuaciones del fallecido Heath Ledger y Jake Gyllenhaal fueron claves para el éxito. En su tiempo, fue una película polémica debido a la temática tratada.

The Revenant (2015)

La historia de Hugh Glass, interpretado por Leonardo Di Caprio, un mercader de piel quien tuvo que pelear con un oso mientras huía. Todos piensan que Glass está muerto y por ello matan a su hijo. Ante el contexto, Glass resiste el clima hostil y vengarse de los traidores. Dirigida por Alejandro González Iñárritu y fotografiada por Emmanuel Lubezki.

3:10 to Yuma (2007)

El remake clásico de la cinta de 1957 fue protagonizado por Christian Bale, un vaquero con problemas económicos acepta trasladar a un peligroso Ben Wade, interpretado por Russell Crowe, a prisión. En un viaje lleno de peligros, deben trabajar juntos para sobrevivir. Un western como los de antes, simple, sin lujos y con muchas balas disparadas.

Django Unchained (2012)

El primer western dirigido por un gran fanático de estas cintas, Quentin Tarantino. Una historia donde se utilizan recursos del clásico spaguetti western y el blaxploitation, todo llevado al sur esclavista de los Estados Unidos. Protagonizada por Jamie Foxx y Christoph Waltz, Tarantino impone su estilo de ultraviolencia, pero además sus firmas ya clásicas de diálogos sin aparente sentido, amenazas de tiroteo y música para acompañar el momento, además del monólogo de Leonardo Di Caprio.

The assassination of Jesse James by the coward Robert Ford (2007)

Basada en el libro del mismo nombre de Ron Hansen; observamos al cobarde Robert Ford quien busca abrirse paso en el mundo criminal de Jesse James. Pero a pesar de sus intentos, Ford no logra encontrar esa aceptación y el valor propio, ni siquiera amistad en ese mundo, pero si se convierte en el asesino de Jesse James. La fotografía en esta cinta en una de las mejor logradas en dos décadas.

True Grit (2010)

Remake del clásico de 1969 basado en el libro de Charles Portis, los hermanos Coen cuentan la historia de Mattie Ross, una joven cuyo padre es asesinado por un forajido, por lo que contrata a “Rooster” Cogburn para matarlo y consumar su venganza. Combinando elementos como al angustia y el humor involuntario, juega con el género al tener una estructura más de película familiar, por lo que el resultado supera claramente las expectativas.

No country for old men (2007)

El género llevado a la época actual, con una estructura clásica. Basado en el libro de Cormac MacCarthy. Una cinta poco valorada en su momento, peor que con el tiempo se volvió en un clásico. Narra la historia de Llewelyn Moss, quien se tropieza con la escena de un crimen en el desierto. En un tono sombrío y poco esperanzador, nos recuerda que alguna vez hubo un oeste noble, pero que igual de sangriento como en la época de la cinta.

There will be Blood (2008)

Basada en la novela Oil! de Upton Sinclair, y dirigida por Paul Thomas Anderson, nos presenta la historia de un petrolero sin escrúpulos quien quiere saquear a una ciudad para obtener el tan preciado oro negro. Sin embargo, es desafiado por un predicador, quien incluso es más perverso que el propio empresario. Instituciones como el capitalismo y la religión son altamente cuestionadas en la cinta.+

Facebook

Historial

Descarga