Del libro al teatro

El acercamiento entre la literatura y el teatro como espectáculo no es ninguna novedad. La cultura teatral se encuentra presente desde los tiempos de la Antigua Grecia y ha ido evolucionando de distintas maneras pero siempre ha mantenido firme su objetivo de expresar palabras mediante una puesta en escena.

Si hablamos de novelas, cuentos o relatos cortos que han sido adaptados a esta disciplina artística, la lista jamás acabaría, por eso, en esta ocasión sólo les presentamos cinco títulos que han hecho historia en los escenarios.

 

“Los miserables” de Víctor Hugo
Reconocida mundialmente por ser una de las obras maestras de la literatura en el siglo XIX, es casi imposible ignorar la influencia que esta novela ha tenido en el teatro musical. Adaptada originalmente al francés por los letristas Alain Boublil y Claude-Michel Schönberg, desde 1980 esta versión se ha presentado con gran éxito en los mejores teatros de París, Londres, Nueva York, Ciudad de México, Madrid, Buenos Aires y otras 200 ciudades de 33 países.

“El mago de Oz” de Lyman Frank Baum
Es inevitable leer o escuchar este título y no pensar de inmediato en las películas y obras de teatro que han surgido gracias al legendario libro publicado por el estadounidense Lyman Frank Baum. Hace casi 40 años “El maravilloso mago de Oz”(como también se le conoce al libro) debutó en Broadway a manera de musical bajo el nombre The Wiz: The Super Soul Musical "Wonderful Wizard of Oz. La puesta en escena fue muy bien recibida por la crítica y en 1975 obtuvo siete premios Tony incluyendo el galardón al mejor musical. Otra superproducción que se inspiró en este clásico de la literatura infantil es la obra Wicked, la cual está narrada desde la perspectiva de las brujas Elphaba y Glinda, mucho antes de la llegada de Dorothy a la tierra de Oz.

 

“El fantasma de la Ópera” de Gastón Leroux
Hay obras cuyo éxito se manifiesta a través de una larga permanencia en la cartelera, “El fantasma de la ópera” es una de ellas. Musicalizada por el famoso compositor Andrew Lloyd Webber, el musical se basa en la novela homónima escrita por Gastón Leroux en 1910, la cual narra la historia de un misterioso personaje que se esconde en las catacumbas de la Ópera de París y aterroriza a todo el edificio cuando secuestra a la cantante estrella.

 

“La hija de Rappaccini” de Nathaniel Hawthorne
Un afamado médico, un jardín lleno de plantas venenosas y un amor casi imposible son los componentes principales del cuento “La hija de Rappaccini” escrito por Nathaniel Hawthorne en 1844. De aspectos un tanto fantásticos, este relato sirvió como inspiración a Octavio Paz para escribir su primera y única pieza teatral homónima al cuento. Su adaptación fue realizada como parte del proyecto Poesía en Voz Alta, cuyo principal objetivo era promover y renovar el teatro mexicano a mediados del siglo pasado. La obra fue estrenada en el Teatro del Caballito y contó con la participación de grandes figuras como Juan José Arreola, Leonora Carrington y Joaquín Gutiérrez Heras.

 

“Oliver Twist” de Charles Dickens
Sin duda, uno de los personajes ficticios más queridos en la literatura universal contemporánea es el pequeño Oliver Twist. Sus andanzas en las calles londinenses y las adversidades que atraviesa para sobrevivir en un ambiente lleno de pobreza y peligros han conmovido por años a millones de lectores, por lo mismo, no sorprende que su imagen haya sido utilizada tanto en cine, televisión y teatro. En esta última disciplina, destaca la adaptación musical que se realizó en 1960 en el West End de Londres.

 

Por Orianna Martínez

Mascultura 11-Sep-14

Facebook

Historial

Descarga