Un icono parisino en riesgo

Un icono parisino en riesgo

10 de noviembre de 2020

Shakespeare & Company es un icono de la vida cultural europea. En buena medida, el halo mágico que la distingue se concibió a comienzos del siglo XX, cuando autores como Ernest Hemingway, James Joyce, Francis Scott Fitzgerald, T.S. Eliot o Gertrude Stein la frecuentaban. Las estanterías de Shakespeare & Company mantenían satisfechas las demandas lectoras de esa generación de brillantes escritores y artistas. La librería, creada en 1919 por Sylvia Beach, se propuso la venta o préstamo de libros en francés o inglés, a precios accesibles.

Por ejemplo, de esta librería, ubicada en el número 37 de la Rue de la Bucherie en París, Hemingway tomó prestadas las memorias de Joshua Slocum y su libro Navegando solo alrededor del mundo; Walter Benjamin, otro asiduo de la librería, se llevó un diccionario alemán-inglés y Las obras físicas y metafísicas de Francis Bacon; la Stein, en tanto, se hizo con un ejemplar de la novela A love in ancient day. Así lo revela este estudio de la Universidad de Princeton.

Y a pesar de su fama, Shakespeare & Company atraviesa una dura etapa, causada por las restricciones sanitarias para contener la pandemia del Covid-19. Desde marzo, cuando comenzó el confinamiento en Francia, hasta el otoño, las ventas de la librería han caído cerca de 80%; por ello comenzaron un programa de afiliación para sobrellevar la difícil situación; las aportaciones de su programa van desde los 45 euros hasta los 500.

Hasta el momento, la solicitud de ayuda ha resultado “abrumadora”, pues, según declaraciones de Sylvia Whitman -la dueña de la librería- a Associated Press, en una semana han recibido cerca de 5 mil órdenes de compra. +

Descarga

Facebook

Historial