La última tertulia con Miguel de Unamuno

El 29 de septiembre de 1864, en Bilbao, nació un niño que se convertiría en un escritor y filósofo sobresaliente de la generación del 98 en España, en perpetua reflexión y movimiento intelectual; nada más ni nada menos que Miguel de Unamuno.

En 1885, a la edad de 21 años, publica sus dos primeros libros: Del elemento alienígena en el idioma vasco y Guernica. Para ese entonces ya se había doctorado de la Universidad de Madrid con una tesis llamada “Crítica del problema sobre el origen y prehistoria de la raza vasca”.

Desde su juventud se asocia con el socialismo, por lo que inicia una etapa de colaboración en publicaciones tanto vascas como madrileñas de tendencia socialista. Sin embargo, su carácter no aprobaba muchas de las inclinaciones que profesaba Marx, a quien lo criticó duramente. Unamuno se decantaba más por un socialismo de “solidaridad humana”. Esta postura le cuesta el exilio durante la dictadura de Primo de Rivera.

Su talante polémico y la afición a las paradojas fueron las bases de su figura intelectual. Unamuno creía que la decadencia de España inició tras haber ganado la reconquista y que el descubrimiento de América fue en detrimento de la unificación de un espíritu español, dentro de un reino agotado tras varios siglos de guerra.

El 31 de diciembre de 1936, el hombre que reflexionó sobre la inmortalidad falleció repentinamente mientras charlaba con uno de sus discípulos.

Imagen: El escritor y filósofo Miguel de Unamuno.
Fotografía de Guerequiz / Universidad de Salamanca.

Descarga

Facebook

Historial