Select Page

Volar, caer, reintentar: Entrevista con Karen Chacek por "Caer es una forma de volar"

“Eres el único Mija Gelman en el mundo.” Le dice Nadia a su acompañante, en una conversación que se desarrolla en Caer es una forma de volar, (Alfaguara, 2016), la última novela de la escritora mexicana, Karen Chacek.

Aquellas palabras de Nadia encierran una verdad obviada en la mayoría de las veces: todos somos únicos, o hay algo en nosotros que nos singulariza. En la novela, Nadia, Mija y Ela encarnan una tipo de alteridad, más allá de lo fantástico. Son personajes con una especie de don, pero pareciera que hay gente a su alrededor que no puede soportarlo, como le sucede a la propia madre de Ela, quien incluso le teme. Eso abre una problemática que vemos en nuestra sociedad presente. ¿Cómo encarar al otro, no en el sentido de confrontarlo, mucho menos de excluirlo, sino de entenderlo e integrarlo? “Considero que cada persona tiene una configuración única, nuestro mayor talento individual es la originalidad. Si eres capaz de reconocer tu propia configuración, aceptarla, amarla, trabajar diariamente para pulirla, eres capaz de asombrarte con la singularidad del otro y de amarlo justo por su originalidad”, nos responde Karen en una plática escrita vía email.

Caer es una forma de volar nos cuenta la investigación que lleva a cabo Nadia sobre cómo es que Mija cae misteriosamente por la ventana de su casa, un joven querido y lleno de expectativas cuya muerte salta en las primeras páginas, como sucede con su cuerpo en la historia. Hay un fragmento en la novela donde Nadia dice: “Pude haberle dicho que las personas nos pasamos la vida ordenando inútilmente los eventos aleatorios que nos suceden; construyendo una historia con la que sustentar la ilusión de que nuestra presencia en el mundo responde a un propósito; que nada nos complace tanto como el que los otros nos cuenten una versión mejorada de nuestra propia historia.” Este fragmento detona gran parte de Caer es una forma de volar, como la idea de un destino trazado y con una misión previamente elegida que nos quita, en parte, el peso de la responsabilidad que podríamos tener en la sociedad o como individuo. "Yo me inclino por creer en lo que la intuición me sugiere: que somos parte de un sistema complejo que se autoregula continuamente, un caos ordenado/orden caótico que responde a su propia lógica, todos y cada uno de nosotros somos a su vez parte activa y pasiva de la ecuación. Me parece que lo único capaz de anular nuestra responsabilidad como seres humanos es rendirnos ante un sistema social que pretenda encausar nuestra curiosidad, convencernos de mantener a raya nuestras emociones, de razonarlo todo, de sentir vergüenza por imaginar más allá de lo aprobado por el pensamiento colectivo."

¿Crees que tenemos algún propósito o somos una fortuita casualidad?
"Creo que contar con una consciencia de ninguna manera es algo fortuito; que la manera de aceptar ese regalo es el convertirnos en la mejor versión posible de nosotros mismos."

En otras palabras, ¿a qué hemos venido al mundo?
"Me parece que a perseguir la respuesta a esa pregunta y crecer lo más posible durante el trayecto."

En algunas ocasiones ponemos expectativas mayores en la gente que apreciamos o en nosotros mismos, quizá como sucedió entre la señora Gelman y su hijo, Mija, cuando éste fue vaticinado como un niño especial. Eso puede generar angustia o tensión en las personas que crean no cumplir dichas expectativas. "Ir en contra de la naturaleza del otro es la manera más efectiva de destruirlo, aun cuando desees para él justo lo contrario. Me parece que sólo al conscientizar nuestras heridas profundas dejamos de actuar comandados por ellas. La señora Gelman tiene una vieja herida que aún rige su actuar."

¿La señora Gelman hubiera sido más feliz con lo que era Mija si no hubiera exagerado en sus expectativas? "A mi parecer lo que más daña no es exagerar a la hora de acuñar expectativas sino depositar en nosotros y en el otro las expectativas equivocadas."

¿Qué libros te encuentras leyendo actualmente y que les recomiendes a nuestros lectores? "Tengo en mente una nueva historia que involucra fantasmas, por ello ahora mismo revisito tres libros muy recomendables: Los fantasmas de César Aira. Algunas noches, algunos fantasmas de Francisco Tario. Escucha las sombras bajo el palmar de Mariana Osorio Gumá y Árboles petrificados de Ámparo Dávila."

Por R. R. Fullton

MasCultura 22-nov-16

 

Descarga

Facebook

Historial