Una conversación con el Hermano Satyananda: la alegría es nuestro estado natural

Una conversación con el Hermano Satyananda: la alegría es nuestro estado natural

08 de enero de 2021

Yara Sánchez De La Barquera

Paramahansa Yogananda (1893-1952) es reconocido como uno de los más grandes emisarios a Occidente de la antigua sabiduría de la India. Fue un gurú hinduista, precursor del Kriya–Yoga en Occidente. Introdujo a muchas personas en las enseñanzas de la meditación y, gracias a sus viajes, miles de personas conocieron por vez primera la filosofía oriental en su famoso libro Autobiografía de un yogui. Es uno de los más queridos maestros espirituales de los tiempos modernos; ha inspirado a millones de personas a través de las enseñanzas de la organización Self-Realization Fellowship (SRF).

Entre 1924 y 1935, Yogananda viajó por todo Estados Unidos –y también México– dando numerosas conferencias ante un público que llenaba muchos de los más grandes auditorios del país, desde el Carnegie Hall de Nueva York hasta el Philarmonic Auditorium de Los Ángeles. El diario Los Angeles Times informaba el 28 de enero de 1925: “El Philarmonic Auditorium presenta el extraordinario espectáculo de miles de personas […] que, una hora antes del comienzo de la conferencia, han sido informadas de que no podrán entrar, pues la sala de tres mil asientos ya se encuentra repleta”. Sus viajes lo llevaron a conocer e iniciar en Kriya–Yoga a personalidades como Mahatma Gandhi.

Cuando George Harrison viajó a la India a estudiar con Ravi Shankar, alguien le obsequió una copia de Autobiografía de un yogui. Sintió tal conexión con Yogananda que insertó en la portada del Sgt. Pepper´s Lonely Hearts Club Band a Yogananda y a su grupo de gurús. Se decía que ese era el único libro que tenía Steve Jobs en su iPod y que cuando murió 500 ejemplares se distribuyeron en su funeral.

Las enseñanzas de Yogananda continúan siendo fuente de inspiración y de luz para personas de todas las razas, culturas y credos. La calidad de sus enseñanzas es muy diversa y profunda. A lo largo de su vida, el gurú fundó diversos centros espirituales en California; uno de ellos es Lake Shrine, cerca de Santa Mónica. Para quien necesita una mano, ofrecen pláticas y clases en línea, además de aprender a meditar de manera gratuita.

El hermano Satyananda nos permitió compartir un momento de paz y de sabiduría para explorar el trabajo que realizan. Satyananda ha dado servicio a la comunidad monástica (SRF) durante más de 40 años, ha inspirado a audiencias en todo el mundo con sus presentaciones dinámicas sobre la filosofía antigua del Yoga y la ciencia de la meditación consagrada por el tiempo. Actualmente reside en el Santuario del Lago en Pacific Palisades, California, donde se desempeña como ministro a cargo.

+++

Lee+: La pandemia nos podría cerrar el corazón, y es importante encender la empatía y decir a otros “esto también pasará”.

Hermano Satyananda: Hay una cita de Yogananda que siempre tengo frente a mí en mi lugar de trabajo: “Prestar ayuda física a un vecino es bueno, darle ayuda mental y moral para que pueda autoayudarse es mejor y darle conciencia divina así como la liberación de la ignorancia para su enaltecimiento espiritual es lo mejor”. Todos contamos con espíritu de servicio, podemos pedir a Dios que nos bendiga y que nos ayude a reconocer esas necesidades, pero la más importante es la necesidad espiritual. Todos pueden tener un mayor impacto espiritual en las vidas de aquellos que se encuentran a nuestro alrededor, no tanto con lo que predicamos sino con lo que hacemos y cómo lo hacemos con la actitud, con el respeto y el amor que nos damos unos a otros, y esto inspira a la gente a vivir de manera más elevada.

Lee+: El mensaje de amor dado por diversos iluminados permanece porque es una verdad universal y esto es parte de la misión que tienen ustedes, la de conseguir reunir a la gente en un sitio especial donde la fe pueda ser esparcida al igual que la alegría.

Hermano Satyananda: Sí, ese fue un distintivo de la vida de Yogananda y su enseñanza. En el corazón de todas las religiones y de las vidas de todos los profetas que han tenido inspiración divina, está la experiencia directa de Dios. En el espacio donde se experimenta esa calma, convergen todas las religiones y es donde pueden encontrar unión, así que una vez que aceptamos esto como principio universal podemos encontrar inspiración donde quiera que vayamos.

Lee+: Están celebrando su aniversario número 100.

Hermano Satyananda: 100 años de que Yogananda fundó el primer (SRF) en 1920, que fue cuando llegó a Estados Unidos y dedicó su vida a propagar las antiguas enseñanzas de su tierra natal. SRF no es hinduismo, es el resurgimiento de un antiguo conocimiento y enseñanza con énfasis en la ciencia de la meditación y el Kriya–Yoga, que busca liberar la conciencia humana del cuerpo mundano.

Lee+: La meta es ampliar la conciencia y vivir en congruencia con ella, no sólo tomar cursos o leer libros, sino realmente llevar esto a la práctica en la vida cotidiana.

Hermano Satyananda: Sí, esa habilidad la tuvo Yogananda, la de explicar verdades muy elevadas al nivel de la acción. De hecho, afirma que “la verdad sin acción no conduce a la autorrealización”, así que siempre hay que insertar acción, tenemos la verdad y la pregunta siempre es “¿cómo la aplico?”, lo cual a mí siempre me ha resultado muy emocionante, porque de otra manera la verdad es sólo una pero ¿qué es lo que estás haciendo con ello?

En India la acción espiritual se llama sadhana, en sánscrito significa: ‘la verdad que viene del gurú, aplicada en la vida cotidiana, conlleva la liberación’. Así que estamos poniendo la verdad en acción y con ello creamos autorrealización. Venimos aquí con el potencial de autoliberarnos; sin embargo, no nos sentimos empoderados con una mera filosofía intelectual a la cual atendemos, sino que requerimos de un estilo de vida que en efecto transforme cómo vivimos.

Lee+: Esto se relaciona con el concepto de la rueda kármica en la cual se encuentra inserta la humanidad.

Hermano Satyananda: Sí y con la causa y el efecto. Todo lo que pensamos y hacemos tiene un resultado, una vez que entendemos esto podemos de forma consciente hacernos cargo de nuestro propio destino. Es hermoso el mensaje que Yogananda da cada nuevo año: “Tal vez el año anterior no fue productivo para ti, pero tú estás a cargo de tu propio destino y de hacer de forma consciente tus propias elecciones”. Así que nosotros iniciamos las cosas y cosechamos los resultados de aquello que haya sido lo que iniciamos. Siempre le digo a los jóvenes que tengan cuidado con lo que dicen, que utilicen un buen lenguaje, uno positivo, porque incluso las palabras que utilizas tienen una vibración que tendrá un efecto no sólo en otros sino en ti mismo

Lee+: ¿Qué es lo que la gente puede aprender con SFR sobre la oración?

Hermano Satyananda: Enseñamos primero a meditar. La meditación tiene la habilidad de callar nuestras emociones, nuestra mente, porque con frecuencia el primer obstáculo para lograr una oración efectiva es no saber cómo rezar o por qué rezar, lo que aporta la meditación en la oración es concentración. Si meditamos en silencio, aunque sea por 15 minutos, acallamos el corazón y la mente, y luego iniciamos la oración, la necesidad inmediata más importante resultará muy clara ya sea que se trate de una necesidad de nosotros mismos o de alguien querido. Usualmente la oración puede salir de tu corazón; puede tratarse de una oración para aprender alguna lección para ti mismo, o para ayudar a alguien más de alguna manera, así que creo que la meditación aporta el enfoque más adecuado y de ahí sólo seguimos a nuestro corazón.

Cuando rezamos por otros, si realmente queremos que reciban el mayor efecto de nuestra oración, es bueno rezar por ellos con todo el corazón para que sean bendecidos por Dios o para que superen una situación difícil específica por la que atraviesen. Yogananda dice: “es muy bueno rezar por otros con todo el corazón, pero es también importante enviar la energía sanadora”. Por ejemplo, en el ashram somos 16 personas y dos veces al día nos reunimos a meditar por unos 45 minutos, después tenemos un período de oración y pedimos por cada persona que específicamente haya solicitado recibir oraciones y también por aquellos que lo necesiten.

Una vez que rezamos mentalmente, también les enviamos energía sanadora, sentimos la paz dentro de nosotros, el amor dentro de nosotros y la presencia energética, así que alzamos nuestras manos y cantamos om, enviando nuestra energía sanadora a aquellos que lo necesitan. Se trata de una sanación en todo nivel, en cuerpo, en corazón, mente, en despertar espiritual.

Los seres humanos necesitan sanación en tres niveles, no sólo en el físico sino también en el mental y el emocional. Esto es despertar espiritual, con frecuencia los problemas físicos pueden tener su origen en problemas emocionales. Cuando alguien manifiesta algún problema físico, mi oración suele ser: “Señor, permíteles tener sanación en el nivel en que más lo necesiten”, de tal forma que si están experimentando un asunto emocional que les esté causando algún padecimiento físico, si se resuelve el asunto emocional, lo físico también sanará.”

Lee+: ¿Será que estamos por vivir un cambio real como humanidad?

Hermano Satyananda: Absolutamente. Tiene que haber un periodo de ignorancia y obscuridad antes de que comencemos a entrar de lleno en la luz. Mucho de lo que estamos viendo emerger, deja claro que lo que se necesita es un cambio en cómo podemos mejorar la forma en que vivimos, cómo nos tratamos unos a otros. Si bien este es un momento doloroso, no deja de ser una etapa importante para el crecimiento que debe venir.

Lee+: El momento más obscuro es justo antes del amanecer.

Hermano Satyananda: El poeta siempre tiene la razón. Yogananda a veces se ríe y dice: “Todos estamos un poco locos, pero no todos los saben”. Gradualmente estamos adquiriendo autoconciencia. La visión de la verdad lo ve todo, meditando podremos ver el espectro completo, nuestras fortalezas y lo que necesita ser cambiado. Cuando tenemos esta visión integral, realmente hay una imagen muy bella. Creo que las conclusiones a las que llegará la gente en los próximos meses sentarán el escenario para el tipo de cambio social que el mundo necesita en la actualidad.

No podemos permanecer en negación. Comenzaremos a ser responsables de nuestras acciones y el mundo responderá de una nueva manera. Estamos montando el escenario para ese tipo de crecimiento. Ahora es el momento. +

 Para mayor información, da click aquí.

Descarga

Facebook

Historial