Select Page

Las musas de Dante

Las musas de Dante

Dentro del mundo del arte existen distintas posiciones frente al tema de las drogas. Están quienes las rechazan rotundamente; quienes las aceptan, pero no las empatan como herramienta para incentivar el pensamiento y la imaginación o hay quienes las consumen, precisamente, para alcanzar un estado de “inspiración”.

Dante Alighieri, considerado un parteaguas dentro de la cultura italiana, nació el 1 de junio de 1265 en Florencia, Italia. Su madre falleció cuando él aún era un niño y su amada Beatriz, aunque no la conoció tan íntimamente, murió cuando ella apenas contaba con 24 años.

Sus incursiones políticas, parte importante de su vida, le costaron el exilio, el alejamiento de su querida Florencia, a la que nunca regresó. Fue durante este periodo de confinamiento en el que se dedicó a escribir la que sería una de sus más importantes obras: la Divina Comedia. Fue una etapa difícil para el poeta.

En estudios recientes, de la estudiosa Barbara Reynolds, dedicada a la vida del poeta florentino, asegura en su libro “Dante: The Poet, The Political Thinker, The Man” que, para escribir su obra, “Dante fumó marihuana y tomó mescalina para inspirarse, y habría escrito su obra bajo efectos psicoactivos.” Sí, así como lo leen. El más alto poeta de Italia se drogó para escribir, así como lo haría Burroughs y muchos otros escritores. No sólo Beatrice fue una de sus fuentes de inspiración.

Finalmente, el 14 de septiembre de 1321, Dante Alighieri falleció en Rávena. Hoy, a tan sólo cinco años de estar por presenciar los siete siglos de su fallecimiento, recordamos a este gran poeta cuya obra cimbró su tiempo, grandeza que no deja de impresionarnos.

Aquí un link que puede interesarles con respecto al “Sommo Poeta”: The World of Dante.


Con información de: “Beatrice en el cielo con diamantes” en Letras Libres.

Descarga

Facebook

SmartTV

 

Historial