Ver y oir

Ver y oir
29 de junio de 2020
Adrian García

The Pineapple Thief – Magnolia

The Pineapple Thief es una banda de rock progresivo originaria de Inglaterra, formada por Bruce Soord en 1999. Grabaron doce de discos de estudio, dejando a Magnolia –que podría ser su obra cumbre– como su entrega número diez.

Las secuencias rítmicas simplificadas y la habilidad para escribir letras que empalman con exactitud quirúrgica dentro de las melodías rememoran a sus similares contemporáneos Porcupine Tree y Anathema. TPT queda como una especie de híbrido entre el rock progresivo y el house inglés.

Entre los temas destacados de este material encontramos “Simple as that”, que, ambientado dentro de su sonido más clásico, trata sobre las separaciones inevitables, y la emotiva “Alone at sea”, con arreglos electrónicos casi bailables que demuestran la dualidad de la agrupación.

Magnolia es un álbum evocativo, denso, que se marchita con cada canción y florece al inicio de la siguiente. El sabor experimental que perdura de principio a fin aumenta las ganas de escucharlos en vivo, lo que hubiera sido fácil, ya que este otoño tenían planeada una gira, pero que a raíz de la pandemia que enfrentamos parece complicada.

De todas formas podemos tomarnos un momento para nosotros mismos, colocarnos los audífonos y observar la quietud de la ciudad pasar frente a nuestros ojos, mientras la música fluye para hacernos sentir menos solos.

Nebraska

Dir. Alexander Payne (2013)

Woody Grant (Bruce Dern) es un alcohólico ya entrado en años que realiza un viaje desde Montana hasta Nebraska con la firme intención de reclamar un millón de dólares que ganó en un panfleto publicitario. A pesar de resistirse por lo inverosímil del caso, lo acompañan sus dos hijos y esposa. Todos terminan envueltos en la avalancha de adulaciones y exigencias por parte de los parientes cuando se enteran de la supuesta nueva riqueza de los Grant.

Con un tono cómico que expone la típica ambición humana, Alexander Payne desarrolla una historia sobre unión familiar, en la que, a pesar de los gritos y reclamos, se vuelve realidad el dicho “La sangre es más espesa que el agua”: la familia sigue al viejo Woody Grant en un viaje sin sentido con tal de regalarle una alegría.

Los personajes de Nebraska son universales, y de ahí el encanto de este filme, que se hunde en la condición humana, dejando en cada uno de sus diálogos alguna carcajada acompañada de reflexión.

En el entorno silencioso del medio oeste estadounidense y utilizando como fondo las planicies frías de Nebraska, Payne utilizó por primera vez el recurso de filmar en blanco y negro con cámaras digitales –hecho que cada vez se vuelve más común para los realizadores actuales–, dejando una sensación de aislamiento y generando un grato recibimiento por parte del público.

Destacan por sus actuaciones Will Forte (el hijo sumiso), más comúnmente conocido por roles cómicos, y June Squibb, nominada al Oscar junto con su pareja en pantalla, Bruce Dern.+

Descarga

Facebook

Historial