Select Page

Una conversación con Don Winslow

Una conversación con Don Winslow

25 de enero de 2021

Rodrigo Coronel 

Don Winslow es un escritor de carrera larga. Más que de sprints, sus libros están hechos de pura resistencia. Su trayectoria está repleta de novelas extensas y series entrañables. Como su más reciente y celebrada trilogía de “El cartel”, compuesta por El poder del perro, El cartel y La frontera: cerca de dos mil 200 páginas de violencia, traiciones, lealtad y tráfico de drogas. Rotos (Harper Collins México), el nuevo libro de Don Winslow, reúne en buena medida algunos de los temas que han acompañado al escritor a lo largo de su muy larga bibliografía. En esta suerte de introducción al “universo Winslow” se permiten algunos registros humorísticos no tan comunes en sus libros, como en “El zoo de San Diego”, la historia de un chimpancé que escapa de su cautiverio con un revólver en la mano; aunque también haya espacio para la rabia y la indignación, como en “La última carrera”, un cuento ambientado entre las jaulas que encerraron a cientos de niños latinoamericanos en la frontera entre México y Estados Unidos.

 

Lee+: Tienes cerca de 20 libros publicados. ¿Cuál dirías que son tus libros favoritos?

Don Winslow: Creo que la respuesta a esa pregunta siempre es el libro en el que estás trabajando, del mismo modo en el que tienes que estar enamorado de la mujer con la que estás bailando. Escribir una novela es como un compromiso a largo plazo, casi como un matrimonio y es mejor mantenerte enamorado de tu esposa. En todo caso, mi primer libro, Un soplo de aire fresco, siempre será especial porque no tenía idea de lo que estaba haciendo, pues era mi primer libro. Y después El poder del perro, porque me lanzó a esta odisea de 20 años. El libro me tomó seis años escribirlo y fue muy difícil, por eso ocupa un lugar especial. 

 

Lee+: Hablemos un poco de la trilogía de “El cartel”. ¿Cuáles fueron tus fuentes de información para escribirla?

Don Winslow: ¿Cuánto tiempo tenemos? Mira, pasé una tercera parte de mi vida escribiendo esta trilogía. Cuando comencé a escribirla no sabía nada acerca del mundo de las drogas y los carteles. No era una materia que me interesara, entonces desde el principio tuve que encontrar una forma de investigar. Así que empecé con los libros, leí sobre historia, porque quería tener un conocimiento profundo, particularmente cultural. Después fui al periodismo y a los documentos: registros policiales, transcripciones de juicios y reportes de la dea y el fbi. Una vez que tuve una base de conocimiento, y que no le haría perder el tiempo a la gente, salí y hablé con ella. No especificaré con quién hablé, por su seguridad y la mía, pero la gente que entrevisté cruzó el espectro de ese mundo: desde policías, fuerzas antidrogas, agentes del fbi, pandillas y traficantes. 

Lee+: Seguro fue un momento muy divertido en tu carrera. Al menos uno muy interesante.

Don Winslow: No lo describiría como divertido, ciertamente intenso y fascinante. También profundamente triste, hubo momentos de mucha furia y miedo. 

Lee+: Entremos a Rotos, tu más reciente libro. Lo sentí como una gran introducción a toda tu obra. ¿Estás de acuerdo con ello?

Don Winslow: Sí, eso tiene algo de verdad. Lo que Rotos me permitió hacer fue regresar sobre algunos temas que no había tocado en muchos años, regresar a algunos personajes a los que no había visitado en mucho tiempo. Me permitió escribir de una manera divertida, lo cual no había hecho en muchos años. Así que fue divertido tomar todo el espectro para jugar y ser capaz de tocar diferentes “notas” en el mismo libro. Concebí este libro casi como un álbum musical. Quería comenzar y terminar con temas desconectados entre sí, y en el medio atravesar por diferentes tipos de música. Sé lo pretencioso que se escucha, pero eso era realmente lo que quería hacer, quería mostrar al lector diferentes mundos, diferentes estados de ánimo, música diferente, aunque manteniendo una temática uniforme. Espero que haya funcionado.  

Lee+: De todos los cuentos de Rotos, ¿cuál fue el que más coraje te provocó escribir?

Don Winslow: “La última carrera” es el cuento que más coraje me dio escribir. Y fue el enojo el que me motivó a hacerlo. Pensé que había terminado, y que el libro tendría cinco cuentos. Entonces, pasó lo que ocurrió en la frontera¹ y me sentí obligado a escribir sobre eso. Es uno de los actos más vergonzosos en la historia de Estados Unidos. Podemos llamarlo crisis, pero en realidad fue un crimen. Recientemente nos enteramos que separar niños de sus padres fue una estrategia deliberada e intencional para aterrorizar a la gente. Si eso no nos molesta, no tenemos corazón. Al día de hoy nos han dicho que hay 660 niños –creo que son más– que no pueden encontrar a sus familias. Comienzo a tartamudear porque esto se encuentra más allá de lo creíble y me enfurece. Cualquiera que hiciera esto, la persona que está en el gobierno, tuvo un comportamiento sociópata y maligno, y uso deliberadamente estas dos palabras. Realmente me molesta. 

Lee+: ¿Crees que la literatura deba enseñar algo en circunstancias así?

Don Winslow: No necesariamente. Creo que la literatura tiene muchos roles diferentes, y no creo que los escritores estén obligados a nada más que a escribir bien. Habiendo dicho esto, los temas de los que yo usualmente escribo demandan una respuesta política. De otra manera me temo que yo sólo sería un voyeur, haciendo dinero a partir del sufrimiento de otras personas. +

 

Descarga

Facebook

Historial