Select Page

Sandman Volumen Uno: ‘Preludios y Nocturnos’

Sandman Volumen Uno: ‘Preludios y Nocturnos’
03 de abril de 2020
Carlos Tirado Arámburo

Sandman es una de las series más completas que existe en el mundo de los cómics. Contiene mitologías, figuras literarias, alusiones a los más grandes filósofos y poetas, terror en un mundo onírico donde el narrador nos guiará por las aventuras, y posiblemente aún más desventuras del tejedor de sueños: Morfeo, y por las travesías de sus cómplices y víctimas. Una colección de novelas gráficas que no flaquea y que bien podría sentirse más merecedora del género fantástico antes que como una serie de cómics donde estamos tan acostumbrados a las historias de superhéroes golpeando a antagonistas y poco más. Sin embargo, Neil Gaiman se ocuparía de lograr una de las obras cúmbre en la historia de las novelas gráficas, junto con trabajos como La Saga de la Cosa del Pantano (The Saga of the Swamp Thing) de Alan Moore, Hellblazer de Jamie Delano, Predicador (Preacher) de Garth Ennis y Steve Dillon. Hay que reconocer que todas estas colecciones forman parte de uno de los sellos más reconocidos de la industria: Vertigo, en donde cohabitan otros cómics tales como V de Venganza y Animal Man (este último de la mente enloquecida de Grant Morrison).

Si quieres conseguir el libro, da clic aquí

Entonces, ¿por qué hablar de Sandman?

En 1989 una vigorosa Karen Berger, editora de Vertigo más tarde, llamaría a Neil Gaiman para invitarlo a participar en el sello con alguna de sus historias. ¡Vaya, que Karen confiaba en un joven que solamente había participado con un relato llamado Black Orchid (Orquídea Negra)! Si bien, el relato fue aclamado, Neil un poco temeroso de ser etiquetado como escritor de cómics lo pensó dos veces. Gaiman, que creció leyendo historietas y novelas tales como El señor de los anillos, sentía particular atracción hacia la literatura y por sus mitos, pero no fue hasta leer la Saga de la Cosa del Pantano del misterioso Alan Moore cuando decidió que quería crear relatos igual de trascendentales en el medio de la novela gráfica. Nuestro joven escritor devolvió la llamada a la editora Karen y de esta manera, The Sandman comenzó su historia.

¿Qué esperar del primer tomo?

El comienzo de todo. Donde Morfeo es capturado (¡Sí! Apenas comenzamos a leer la historia y nuestro héroe ya vive en cautiverio) por más de medio siglo. Contado como un relato victoriano seremos testigo de como el ocultista Roderick Burgess captura a Morfeo (también conocido como El Señor de los Sueños). Pronto Morfeo se liberará y prefiero no contar el porvenir ni el destino que le depara a nuestro héroe a lo largo de más de 10 volúmenes (sí, la lectura de Sandman es una encomienda difícil para aquel que no acostumbra leer sagas literarias; para nosotros es un goce eterno que no dudaríamos en releer).
Relatos donde compartirán espacio personajes como John Constatine (un mago ocultista que luego tendrá su propia serie llamada Hellblazer) hasta John Dee y su encierro que durará 24 horas en uno de los capítulos inolvidables de toda la saga.

¿Cuál es la mejor historia de este tomo?

Sin duda, el último relato: The Sound of Her Wings (“El sonido de sus alas”) el bello y perfecto epitome de lo que significa Sandman y carta de presentación de ese joven greñudo llamado Neil Gaiman. Una carta de amor al personaje de Muerte hermana del protagonista.

¡Sin más, no reparemos en lo que nuestros sueños nos deparan y adentrémonos en el mundo onírico propuesto por el autor británico Neil Gaiman!+

Descarga

Facebook

Historial