Select Page

MEMORIAS DE UN AMIGO IMAGINARIO, de Matthew Dicks: ingenioso, divertido, invisible

Esta es la historia de Budo, él sabe muchas cosas porque se las cuenta su mejor amigo, Max. Budo puede atravesar paredes aunque es incapaz de tocar cosas, comer, o hacer que otras personas lo vean o escuchen. Sólo Max puede verlo y escucharlo porque él lo creó en su imaginación. Como Budo es el mejor amigo de Max, le aconseja sobre cómo debe comportarse con la gente y en ocasiones le ayuda a mantenerse calmado, como cuando se enoja y se encierra dentro de “sí mismo”, y ni sus papás saben como sacarlo de ahí.

A Budo le gusta mucho compartir todo con Max, aunque en ocasiones se escape para vivir sus propias aventuras, en especial en los noches mientras Max duerme. Budo nunca duerme porque no lo imaginaron así. Budo es el amigo imaginario de Max y tiene cinco años.

Max es especial y es el amigo humano de Budo y tiene ocho años, le gustan las rutinas, leer en su habitación, permanecer en silencio y jugar con sus bibotones, así es como llama a sus legos. A Max no le gusta ir al baño de la escuela porque le molesta que otros escuchen lo que sucede mientras hace “sus cosas”, así que Budo siempre lo acompaña para avisarle si alguien se acerca. A Max no le cae bien mucha gente, pero le cae bien la señorita Gosk, una maestra chapada a la antigua y que impone su disciplina. Sabe que Max no es tonto, simplemente especial, así que está orgullosa de él porque siempre obtiene buenas calificaciones. A Budo también le gusta la señorita Gosk. Budo y Max son los mejores amigos, pasan mucho tiempo juntos, y juntos viven las aventuras cotidianas de niños en la escuela. Bueno, hasta que pasa eso que cambia todo.

A Max no le gusta hablar así que Budo es quien nos cuenta esta historia, pero vive temeroso de que su amigo humano algún día crezca y lo olvide. Es lo peor que puede sucederle a un amigo imaginario, que lo olviden, porque se desvanecen hasta morir. Budo ha visto como otros amigos imaginarios se han ido. Aunque él es el que más tiempo ha vivido porque Max es especial y es su mejor amigo. A Max le gusta la compañía de Budo. Aunque Budo sea un poco egoísta y siempre esté pensando en como hacer que Max lo necesite para nunca desvanecerse. Budo no debería preocuparse porque Max se siente a gusto con su amigo imaginario y no quiere olvidarlo ni compartirlo. Mucho menos cuando sucede eso que lo cambia todo.

La crítica piensa que Matthew Dicks ha escrito un libro “entrañable, divertido y original”, aunque Max y Budo no piensan que sus problemas sean entrañables, sino complicados y atemorizantes. A ellos también les gustaría leer un poco sobre la historia del autor, porque saben que ha tenido una vida emocionante, incluyendo dos muertes y un asalto que lo llevó a replantear su vida, escribir dos libros para adultos y las “Memorias de un amigo imaginario”. Seguro que esa si es una historia entrañable, bueno, eso es lo que piensan Max y Budo.

Por: Andrés Mayo Góngora

Imagen: Portada del libro “Memorias de un amigo imaginario”, de Matthew Dicks.
Mascultura 07-Abr-14
 

Descarga

Facebook

SmartTV

 

Historial