La Navidad también se lee

La Navidad también se lee
23 de diciembre de 2019

Otra vez es diciembre y en el hemisferio norte entramos en una de las temporadas de mayor sensibilidad emocional. No se trata sólo de una idea romántica: así como en las olas de calor se desata la ira en las calles, también está probado que durante el invierno los índices de tristeza y melancolía crecen casi de modo exponencial.

No parece que estas temporadas estén señaladas por azar o por simple conspiración comercial para alimentar, refrendar y recuperar el contacto con nuestros seres queridos; es más bien algo muy orgánico y evolutivo: es la época en la que los rayos solares llegan con una mayor inclinación y cuando la Tierra está más alejada del Sol. Sí: aunque estemos en la parte más tropical del hemisferio, sigue siendo la época más fría del año.

Por eso, nadie debería avergonzarse de caer en el encanto de toda la parafernalia que se despliega: las luces, la calidez humana, los recuerdos, la familia. ¿Y por qué no dejarse envolver, también, con esa imagen casi arquetípica de un cómodo sillón junto a una fuente de luz calor, que bien puede ser una chimenea o una bonita lámpara, con una taza de café o chocolate, y un libro para leer? Y si quieres sumergirte más profundamente en el espíritu de la Navidad, aquí tenemos estas cinco sugerencias para que todo el mes sea una auténtica y renovada experiencia navideña:

El cuento de Navidad de Auggie Wren

Paul Auster (Booket)

Cuando el New York Times le encargó escribir un cuento navideño, un abrumado Paul Auster —“¿Qué sé yo sobre la Navidad?” se pregunta—, decidió que la narración que escribiría tendría que alejarse lo más posible de la común sensiblería que suele impregnar esta temporada. Así que salió a pasear en busca de inspiración, y acudió a su amigo Auggie Wren, un peculiar fotógrafo que todos los días retrata la misma esquina del barrio y el paso del tiempo. Fue él quien ofreció al autor esta peculiar historia, que comienza con el hallazgo casual de una cartera perdida, y que inspiró el guión de la película Smoke.

Fuga de Navidad y otros cuentos

Alfonso Reyes (UANL)

Resulta muy reconfortante enterarse de que un intelectual de la envergadura de Alfonso Reyes apreció la vida en su totalidad, desde lo más profundo del conocimiento hasta lo aparentemente insignificante. En esta obra, nuestro regiomontano Universal comparte sus virtudes como escritor; a su prosa erudita se suma su maravilloso sentido del humor que hace de la lectura un acto de placer, de gozo. Fuga de Navidad y otros cuentos muestra la inmensidad de su universo en un ámbito en el que fue magistral: el cuento.

Canción de Navidad

Charles Dickens (La otra H)

No es ningún secreto que A Christmas Carol es la novela reina del tema. Pero lo novedoso aquí es que se trata de una magnífica adaptación a manga. Charles Dickens fue sin lugar a dudas el novelista británico más destacado de la era victoriana. Este relato le significó el salto a la fama. Pero no sólo es uno de los mayores clásicos de la literatura universal por su tratamiento de la Navidad, sino porque también ha probado permanecer vigente como una crítica sobre las desigualdades sociales y los estragos que la avaricia del sistema capitalista puede causar en el ser humano. Es una obra que siempre aporta nuevas lecturas.

La mejor Navidad

Chih-Yuan Chen  (Thule Ediciones)

Públicos de todas las edades disfrutarán de esta conmovedora historia ilustrada con unas frescas imágenes, en las que el autor ha escondido muchas claves que los jóvenes lectores podrán encontrar si son buenos observadores. Descubrirán la manera de ser creativos y dar algo más de ellos a la hora de pensar en un regalo. “En tiempos difíciles hay que recuperar el auténtico espíritu navideño”.

Días de Navidad

Jeanette Winterson  (Lumen)

Durante muchos años, Jeanette Winterson ha escrito un relato cada Navidad: cuentos llenos de fantasmas, trineos y muérdagos, pero con esa dosis de ironía y reflexión que sólo ella es capaz de transmitir. Días de Navidad reúne doce de esos relatos: historias para leerse en voz alta, en familia, frente al fuego de la chimenea, y que acompañan hermosas ilustraciones y festivas recetas muy personales. Si hay un libro en el que se manifieste plenamente la fe de Winterson en el poder de la narración, es éste: oscuro, lleno de imaginación y perversamente divertido. +

Descarga

Facebook

Historial