Select Page

Mike Mignola. El Mignolaverso y su impacto en el mundo del cómic

Mike Mignola. El Mignolaverso y su impacto en el mundo del cómic

17 de febrero de 2021

Carlos Tirado Aramburo 

El Mignolaverso es un universo de cómics, mayormente protagonizados por Hellboy. Un universo que no sólo se compone por las series protagonizadas por Hellboy, sino por sus spin-offs de personajes secundarios en sus historias tales como Abe Sapiens o su villano Rasputín.

Mike Mignola elaboró su propio universo de ficciones claramente basado en dos de sus máximas influencias: Lovecraft y Jack Kirby. En ese universo, el autor ahonda en una mitología rica en referentes culturales con una narrativa amena y limpia de artificios dejando muy en claro el inmenso abanico de referencias que posee el autor que mama desde el judeo-cristianismo y la ficción nórdica, hasta cosas mucho más aterradoras y primigenias y leyendas europeas oscuras. A pesar de su universo complejo y vasto en referencias, el lector no tiene dificultades al acercarse a el mundo de Mike Mignola dejándose atrapar a la brevedad.

Mignola empezó a trabajar en el medio a los veinte años en la publicación Comic Reader, y a los pocos años se graduó de ilustrador en el prestigioso instituto CalArts. Entre sus primeros trabajos destacados, Mignola fue el dibujante de la primera miniserie de Mapache Cohete, con guión de Bill Mantlo allá por 1985. Sin duda, su trabajo más recordado es el siguiente: Doctor Extraño/Doctor Muerte: Triunfo y Tormento (guión de Roger Stern, 1988), junto con Gotham By Gaslight. Todas estas colaboraciones le permitieron al dibujante pagar deudas y adquirir un nombre en el medio donde muchos, como Jim Lee o Todd McFarlane, lo intentaban, lográndolo a finales de los ochentas.

A principios de la década de los noventas, Mike Mignola tuvo una idea. Crear un personaje que viniera de los fuegos del infierno.

Y surgió Hellboy.  

Mignola describe un recuerdo desagradable de la juventud para explicar el origen del personaje. “Nunca quise escribir. La única vez que lo intenté, fue durante los setenta cuando todavía estaba en el instituto, hice un par de historias fantásticas a lo Conan horrorosas. Un día se me cayó una historia de la carpeta que estaba en mi mochila durante la comida en el instituto, alguien, probablemente un compañero de clases, lo tomó, leyó un par de líneas en voz alta, yo me fui llorando y nunca volví a pensar en escribir. Hasta Hellboy. Y al principio tampoco tenía pensado escribir Hellboy. La idea original era contarle a John Byrne (co-autor de La Saga del Fénix Oscuro o El juicio de Galactus) lo que quería dibujar y que él me escribiera una historia. Pero poco a poco se me fueron ocurriendo ideas y esas ideas fueron uniéndose hasta forma una historia realmente endiablada.” Es así como se estrenó la primera novela gráfica de Hellboy llamada “Seeds of Destruction” con John Byrne a los guiones y Mike Mignola en las ilustraciones.

De todas las influencias de Mignola, queda una más clara que las demás: H.P. Lovecraft. La mayor parte de la muy completa obra del creador de los mitos de Cthulhu fueron, como ya lo saben, historias cortas. Escribe Mike Mignola en una de las introducciones de los recopilatorios de Hellboy “Soy un hombre de historias cortas. El noventa y cinco por ciento de los libros en mis estanterías son recopilaciones de historias cortas. Leo historias cortas y prefiero escribir y dibujar historias cortas. Amo sacar lo mejor de una idea pequeña. O tomar una gran idea y desarrollarla de forma corta. Me gusta trabajar en algo de lo que puedes ver el principio y el fin”. A nadie extrañó que el escritor de Hellboy se ganara dos Premios con los Eisner a Mejor número autoconclusivo en 2011 (Hellboy: Double Feature of Evil, con Richard Corben) y 2018 (Hellboy: Krampusnacht, con Adam Hughes)  

Más de dos décadas después desde ese primer número, el universo de “Hellboy” se ha abierto las puertas a varias nuevas series, novelas gráficas y spin offs como lo son “AIDP” (“BPRD”), “Abe Sapiens”, “Lobster Johnson” y ”Witchfinder”. Todas bajo el sello de Dark Horse Comics, editorial que decidió publicar una apuesta arriesgada, como la llamaron los editores de su tiempo.

“La única forma en que sabía escribir a mi personaje principal era pensar lo que diría, y eso funcionó bastante bien. Él tiene mi sensibilidad, tiene un poco de mi sentido del humor, y también tiene la verdadera actitud rígida de mi padre ante las cosas”. Mike Mignola. 

Descarga

Facebook

Historial