Select Page

Lucian Freud y sus retratos

Lucian Freud y sus retratos

Los retratos de Lucian Freud se caracterizan por una abstracción y complejidad de las expresiones más humanas, incluso hay un consenso de que su talento era capaz de retratar el alma misma de las personas, y mientras en vida la crítica lo llegó a tratar con una severidad constante por no evolucionar su estilo a la par de las corrientes de vanguardia existentes en cada momento de su carrera, en la actualidad es indudable su valor como uno de los artistas más importantes del siglo XX.

Freud llego a Londres a los 11 años, huyendo junto con su familia de los horrores del nazismo en la Segunda Guerra Mundial, demostró un interés por la pintura desde muy joven que lo llevaría a desarrollar su propia técnica partiendo desde una especie de surrealismo; hacia la década de 1950, comienza a enfocarse en la realización de desnudos, lo que destaca en la carnalidad detallada de sus trazos a partir de ese momento.

Destacado por la constancia y la congruencia de su técnica, cada vez más figurativa y confrontante con el paso del tiempo, la obra de Freud logra sobresalir a plenitud en la década de 1980 con pinturas que destacan por su paleta de colores, trazo y perspectiva; así como por la crudeza emocional de sus retratos, por lo que alguna vez afirmó: “Pinto gente, no por lo que quisieran ser, sino por lo que son”

Lucian Freud, nació en Berlín, Alemania, un 8 de diciembre de 1922.+

Descarga

Facebook

Historial