Las persecuciones de H. G. Wells

Las persecuciones de H. G. Wells

Muchas figuras públicas, bien posicionadas dentro de ciertos círculos, no pasan desapercibidas por la gente y sus intereses de alguna que otra camarilla. A veces es por la búsqueda de contactos útiles, otras por la influencia que ejerce o las posturas que dicha figura pueda tener.

Herbert George Wells nació el 21 de septiembre de 1866, en el Reino Unido. Durante sus primeros años, fracasó en muchos de los trabajos que tuvo, como pañero o ayudante de profesor. Fue uno en el que logró salir adelante y le valió que hoy en día lo recordemos: ser un gran escritor.

Puede que no haya sido el intelectual más agradable o noble de la historia, pero su literatura le ganó el reconocimiento. Aunque también se ganó algunos escándalos y persecuciones. En los primero años de la década de 1930, el escritor conoció a Moura Budberg, considerada una espía soviética. De tan sólo veintisiete años, la baronesa ucraniana utilizó al escritor para acercarse a sus amigos con contactos dentro de la política inglesa. Un tiempo después, Wells lo descubrió y se alejaron. Sin embargo, ella quedó embarazada, por lo que sus superiores la obligaron a abortar.

En otra ocasión, durante la Segunda Guerra Mundial, las S.S. del partido nazi enlistó los nombres de personas que buscarían para ejecutar, una vez ocupada Inglaterra. H. G. Wells figuraba entre esos nombres. La policía alemana lo buscaba por su simpatía con el socialismo. Sin embargo, otra postura del escritor era su recalcitrante antisemitismo. Quizá eso no fue suficiente para ser excluido de la lista.

El 13 de agosto de 1946, en Londres, H. G. Wells falleció a pocos meses de haber escrito un texto titulado El destino del homo sapiens.

Descarga

Facebook

Historial