Select Page

Henri Donnadieu es la noche misma (entrevista)

Henri Donnadieu es la noche misma (entrevista)
Lunes 2 de septiembre de 2019
Fabián V. Escalante

La magia de la noche comenzó en un lugar llamado el “9”, un lugar de expresión, tolerancia y música, donde la comunidad LGBT+ y el público diverso podía vibrar a un solo ritmo, sin temor a los prejuicios; un espacio que fue lugar de varios conciertos de diversos grupos de rock, también funcionó como sala de cine, el responsable un turista francés que llegó a México a revolucionar las noches no solo de la comunidad LGBT+, sino de un gran cantidad de personas que estaban dispuesto a divertirse y vivir la magia de la noche, en este el primer bar gay de la ciudad de México. Esto lo podemos descubrir en el libro de Henri Donnadieu, La noche soy yo, sobre la que platicamos con él.

En todos estos años que has vivido demasiadas cosas, ¿Cómo ves a las nuevas generación hablando de libertad?

Siempre hubo represión. Yo llegué como turista adinerado, y conocí una parte cosmopolita de México, el lado “bonito” de la ciudad de México. Uno de los lugares turísticos donde iba a caminar era la Zona Rosa; lo que había ahí era ligue homosexual y estaba a la vista de todos, era algo normal. Cuando me refugié en México, llegar con un bar gay fue algo normal, como si estuviera en Francia, el trato de antes —y todo— era mas tolerante y con la libertad necesaria de continuar trabajando en el “9”, yo no conocía la intolerancia. Siempre hubo un trato amable y todo era normal.

¿Cuál fue el momento que marcó tu vida y llegada a México?

Hubo dos: primero fue el temblor del 85. Fue una experiencia terrible, hubo muchos muertos, el gobierno nunca apareció hasta el quinto día, y ver a la gente ayudando, grupos de jóvenes en acción ayudando a todos. Fue algo excepcional. La gente tomó al mando la situación. Fue un momento de calor humano dentro de la tragedia.

El segundo momento que me marcó fue la temporada del SIDA. Fue una peste terrible, muchos amigos fallecieron, algunos por enfermedad, y otros tomaban la decisión de quitarse la vida por no soportarlo. Fue una época difícil; la gente se alejaba de uno por ser gay, la enfermedad permanece muy presente pero es un gran paso que ahora pueda ser controlada y tratada.

Recreaste estas experiencias nocturnas acompañadas de arte, cine, música y teatro. ¿Qué sentías al ver al público asistente a todo este movimiento? La comunidad LGBT+ siempre han estado presentes en la cultura, pero no eran tan vistos como ahora…

Siento que México ha evolucionado mucho a nivel en los derechos de la diversidad. Para mí, México es uno de los países con mayor tolerancia a nivel mundial, la comunidad siempre ha estado presente y el “9” fue un lugar de aceptación, con un gran público diverso y una comunidad tolerante. La comunidad es más visible en todos los aspectos y es aceptada, pero hay acciones que no son bien vistas por la gente en general, hoy en día hay más homofobia y asesinatos.

¿Cuál fue la experiencia mas grata que guardes de esos años en el “9”?

El momento mas emblemático fue el noveno aniversario. Fue una locura para el “9”. Había más de mil personas adentro y como cinco mil afuera intentando entrar. Fue una noche mágica, todos vibraban a una sola energía, fue extraordinario. El encuentro de muchos personajes dentro del “9”, como cuando María Félix se encuentra con Lola Flores, fue una locura y es una de las noches que más recuerdo.

Cuéntame del Metal y de Warhol.

Warhol nos apodaba a mí y a Manolo “los Petroleros de México” porque hacíamos mucho dinero y gastábamos como locas.

Warhol iba venir a México a la inauguración de Metal; iba ser el padrino, pero murió antes de llegar a mi casa de Acapulco para descansar. Un gran recuerdo de Warhol es cuando fui a Nueva York y para adquirir cinco piezas de su colección. Cuando llegamos, me llevó a un sótano donde me mostró todo lo que tenía. Andy me dio muy baratas las piezas, eso fue un gran regalo, la gente como yo, que ya le vale madre el dinero después de tener varios millones a tener 10 pesos, ya no le da importancia a varias cosas, y ya no sé ni dónde quedaron esos cuadros.

¿Que te gusta de la nueva generación de la comunidad LGBT+?

Para mí, la escena underground son las drag queens que hay en la ciudad. Tienen muchas propuestas que darnos. Para mí, ésa es la escena under, porque música ya cualquiera puede hacerla y subirla, y la escuchas. En el “9” tengo drags que acompañan la noche.

Descarga

Facebook

SmartTV

 

Historial