Select Page

Eusebio Ruvalcaba (1951-2017)

El escritor mexicano Eusebio Ruvalcaba (Jalisco, 1951), falleció la tarde de este martes a la edad de 66 años. El autor se encontraba internado en el Hospital General Regional 2 de lMSS, en la zona de Villa Coapa, debido a que fue operado de un hematoma cerebral. Narrador, poeta, ensayista y dramaturgo, el autor fue reconocido por su novela El portador de la fe, Pocos son los elegidos perros del mal, Una cerveza de nombre derrota, El frágil latido del corazón de un hombre, así como por el premio literario ‘Agustín Yáñez’ por Un hilito de sangre, que más tarde fue llevada a la pantalla grande. Hijo del renombrado violinista Higinio Ruvalcaba, el escritor, tallerista y periodista, amante de la música gracias a su padre.

Ruvalcaba, quien se consolidó como uno de los escritores mexicanos más representativos de la literatura contemporánea en el país, también era apasionado de la música e excursionista en el mundo digital, en su blog https://eusebioruvalcaba.wordpress.com/ publicaba algunas de sus obras.
Fuentes cercanas al escritor jalisciense, informaron que su cuerpo será velado este miércoles, a partir de las 8 de la mañana, en la funeraria García López de Periférico, cerca del Tecnológico de Monterrey.

Un hilito de sangre es una de las novelas que siguen manteniendo un interés con todo tipo de lectores y es la novela adolescente  de una generación que vivió este periodo en los ochenta y que, consecuentemente, no fue parte de los movimientos revolucionarios de los 60. Y sin en cabio con el margen de la modernidad y las redes sociales todo ha cambiado también en la forma de ver la información.

Eusebio Ruvalcaba ganó el Premio Agustín Yáñez a primera novela en 1991, aunque antes de esto ya había publicado un par de libros de poesía. La novela narra la historia de León, un chavo con una mentalidad única que lo hace racionalizar y visualizar siempre sus decisiones en encrucijadas del tipo: A y B. Además, cuenta con un arsenal de acrónimos que representan sus técnicas más socorridas para salir al paso de las situaciones en las que se mete, como el famoso HP, que significa: Hazte Pendejo, o el NSLL: No seas llorón. Con este equipamiento de técnicas -que, en el fondo, lo que reflejan es una condición exacerbatio cerebri– León decide escapar de su casa para ir a Guadalajara a buscar a la chava que le gusta.

No es fortuito que el otro yo con el que dialoga el personaje se difumine cerca del final de la novela, ni que el ritual iniciático en el burdel esté acompañado de un adulto.

Un hilito de sangre

“Los calzones que prefería de mi novia Osbelia eran de color verde, y el parque me los recordó. Ella usaba de todos los colores, sobre todo rojos y blancos. Los verdes eran como el pasto, verde oscuro. Un dia que ella misma se levantó la falda y me los enseñó me dijo que a veces su mamá los usaba del mismo color, y que la ventaja que tenían era que se podían usar muchos dias porque no se notaba cuando se ensuciaban. Mejor dicho, eso no me lo dijo, yo estoy exagerando; pero lo pensé, que viene siendo casi lo mismo. ¿O no?”

Descanse en Paz,  Eusebio Ruvalcaba.

MasCultura 07-feb-2017

Descarga

Facebook

Historial