La ética punk de Nadya Tolokónnikova

La ética punk de Nadya Tolokónnikova
Miércoles 13 de marzo de 2019
Fabián V. Escalante

En 2012 tres integrantes del movimiento Pussy Riot entraron en la Catedral de Cristo Salvador, en Moscú, y ejecutaron lo que han descrito como una plegaria punk elevada a la virgen María para que quitara a Putin del poder. Las integrantes fueron arrestadas y encarceladas.

La fundadora del movimiento, Nadezhda Tolokónnikova, alias Nadia Toloknó, alias Nadya Tolokonnikova, nos muestra en El libro Pussy Riot de la Alegría Subversiva a la Acción Directa (Roca Editorial) —también conocido como Manual Pussy Riot para la Revolución—, la reflexión y la lucha de poder que tuvo que vivir en su fría y deplorable celda, a la que fue confinada sólo por haber hecho “una plegaria”.

¿Qué nos empuja hacer las cosas? El enojo probablemente sea uno de esos impulsos. Para comenzar podemos tomar un pasamontañas de color y salir a la calle para comenzar a pedirle a la virgen María que se haga feminista para acompañarnos en cada una de las causas de protesta y de lucha.

Y es que nunca es suficiente cuando llevas un mensaje a diferentes partes del mundo, como lo han hecho en su gira más reciente, que está por llegar a Latinoamérica, ni tampoco es suficiente interrumpir el partido en la final del Mundial 2018. No hay modo de apagar el fuego que ha iniciado.

El disturbio como recuperación del poder

El contorno que toda sociedad va delineando para sí a través de los años es una lucha cambiante, que siempre deja fuera algo: un objetivo que cumplir, un poder que se pierde. Cuando el pueblo nota que algo se quedó fuera del contorno —algunos derechos, algunas libertades— entonces sale a manifestar el desacuerdo y lo que quiere es ser escuchado.

La violencia, tanto la verbal como la física, es un problema global. Se está normalizando y aceptando como natural y perpetuo. Así es, por ejemplo, como se da “la muerte de la libertad de expresión”. Siempre veremos la misma lucha una y otra vez, aunque en voz de diferentes grupos: las feministas, en voz de la comunidad LGBT, en voz de esclavos, en voz de toda aquella persona que fue privada de su vida sin importar sus preferencias, religión, estatus, poderío económico, y que los que quedan “fuera” son todos aquellos que no pudieron gritar más fuerte.

¿Es necesario ser feminista?

El feminismo ha sido lo mismo un objeto de burla que el sinónimo de la búsqueda y la procuración de los derechos que nos distinguen a cada ser ante la sociedad, nación o país. El feminismo expresa la lucha por la libertad de expresión y la legítima pulsión de hacerse oír. ¿Para que nos sirve el feminismo? Para terminar con el sexismo, la explotación y la opresión.

Es bueno para las mujeres, los hombres, para el futuro y para la Tierra. ¿Cómo puede ayudar a los hombres? Nadia dice que simplemente a estar en paz con sus sentimientos, no hay nada de malo en sentir y eso es lo que nos da la vida. El feminismo nos permite comportarnos como nos gusta y como nos sentimos, se desmontan los roles de género y se juega con ellos con la mezcla a voluntad. +

Pussy Riot

se presentará en el

Festival Ceremonia GNP

el próximo 6 de abril de 2019

consulta el cartel y adquiere tus boletos aquí.

Descarga

Facebook

Historial