Select Page

Aunque sea un momento con Adiós París

En la Ciudad de México vemos cómo va cambiando la escena artística en todas sus disciplinas. La música tiene un papel muy importante, ya que nos genera las sensaciones que más nos gusta percibir. La música también nos llena de todo tipo de emociones que nos apegan a una canción o un disco durante días, meses o años en el caso de muchos melómanos.

Durante estos últimos cinco años hemos visto cómo se forman y se desintegran bandas a cada segundo, ya que el acceso a la información es excesivo por las redes sociales o plataformas digitales que nos sobresaturan de música a cada momento.

Muchas de estas agrupaciones, sin sentido, sólo tienen el propósito de abordar seguidores y unirse a cuentas de Facebook, Instagram o Youtube. Podemos creer que varias bandas se destacan por la carrera artística individual de cada uno de sus miembros y que éstos ayudan a consolidar un trabajo más fijo y profesional. El principio de Adiós París es juntar el amor por la vida y por lo que la acompaña. Donde la música es un reflejo de la vida y nos llena de magia al estremecer los oídos o la piel; el proyecto une muchas luchas, experiencias y experimentos, alegrías, tristezas y duras decisiones que bien pueden definir el sonido de la banda y Adiós París tiene esperanza en que este proyecto dure muchos años como acompañante de esta vida.

¿Cuándo inicia este viaje con Adiós París?

A mediados del 2013 (René Lugo); me surge la inquietud de poder expresarme a través de letras y canciones personales, ya que en mis anteriores proyectos siempre fui guitarrista, además de productor de otros proyectos. Así me nace la idea de ser cantante y frontman. Empiezo esta aventura llamada Adiós París, nombre que se le ocurrió a mi novia.

Tomemos en cuenta que todo lo que nos rodea nos puede ayudar a escribir canciones, o crear cualquier obra de arte.

¿A ustedes qué les inspira para hacer música?

Definitivamente la vida misma, pero sobre todo las experiencias personales. Es así que uno de los temas principales del proyecto es el idioma universal: el amor. Sabemos que el rock tiene un camino difícil en algunas circunstancias, pero también tiene muchas aperturas que bien pueden servir en el camino de la banda.

¿Cuál es uno de sus logros actuales como banda?

En cada concierto o festival donde estemos, que exista gente cantando nuestras canciones, creo que eso debería de ser lo más importante para un artista.

¿En este largo camino musical qué espera Adiós París en lo que le resta del 2016?

Seguir trabajando y sacando canciones, además de seguir buscando la manera de hacer llegar nuestro mensaje a más personas.

Para todos los jóvenes que estén leyendo la entrevista. ¿Dónde podemos escucharlos?

En discos físicos, pero también en streaming como Spotify y Apple music.

Tienen varios sencillos que su público conoce muy bien como “No me sueltas”, “Soy un caminante”, “5 años después”, ¿para cuándo podremos escuchar el próximo sencillo?

Antes del verano, seguramente.

Adiós París tiene mucha energía en el escenario y convocan a gente muy joven. ¿Qué anécdota ha marcado al grupo?

Nos han marcado de emociones todos los conciertos, aunque sean grandes o pequeños nos han dejado un gran aprendizaje musical.

Para finalizar, saben que nuestra Revista Lee+ y en nuestro portal MasCultura somos amantes de la literatura y de la cultura. ¿Para ustedes qué libro o autores son sus favoritos?

Podemos mencionar tres libros La Insoportable levedad del ser de Milan Kundera; Tokio blues de Haruki Murakami y El arte de la guerra de Sun Tzu.

 

Video: Enloquecido

https://www.youtube.com/watch?v=0map4k6oSno

Por Ruth Arista y Ulysses Avath

MasCultura 24-jun-16
 

Descarga

Facebook

Historial