Select Page

Escucharse a sí mismo, la clave del éxito: entrevista con Michelle Obama

Escucharse a sí mismo, la clave del éxito: entrevista con Michelle Obama
Jueves 12 de septiembre de 2019

Michelle LaVaughn Robinson Obama es una mujer del Renacimiento: administradora educativa a nivel universitario, abogada brillante y escritora consumada. El mundo entero la conoció como Primera Dama de los Estados Unidos, donde también brilló con luz propia. Este año publicó Becoming, un libro en el que comparte su experiencia de cómo ha llegado a estar donde ha estado y, más aún, a ser quien es.

¿Qué fue inesperado en el proceso de escritura?

El proceso resultó ser realmente significativo para mí. Pasé mucho tiempo reflexionando y pensando, que es algo para lo que no tuve mucho tiempo durante aproximadamente una década. Una vez que Barack comenzó su campaña para presidente, cada día se sentía como una carrera. Así que fue agradable descomprimirme un poco y preguntarme: “¿Cómo llegué aquí? ¿Dónde dio un giro mi historia?” Descubrí muchos momentos pequeños, que la gente quizás no conozca, pero que me di cuenta de que eran realmente fundamentales para la mujer en la que me convertí.

¿Qué buscabas al escribir tus memorias?

Mi principal esperanza era crear algo que pudiera ser útil para otras personas, darles algo que puedan usar en sus propias vidas. Y me concentré en contar mi historia tan honestamente como pude. No doy calificaciones ni analizo una estrategia política. Buscaba compartir con la gente la experiencia de criar un niña negra de clase trabajadora en el sur de Chicago, que se convirtió en la Primera Dama de los Estados Unidos. Soy toda yo ahí en esas páginas, lo que significa que me siento un poco vulnerable sabiendo lo que estoy publicando. Pero si puedo compartir mi historia, con todos sus altibajos, entonces otras personas podrán tener el arrojo de compartir también la suya.

Escribes con mucha franqueza que tu tiempo como abogada no fue un periodo feliz de tu carrera. ¿Qué consejo le darías a las personas que no están seguras de su camino y que necesitan un poco de ayuda para descubrir su pasión?

Si eres tan afortunado para pensar que tu realización llegará en tu misma carrera, y hay muchas personas que no lo son, creo que lo mejor que puedes hacer es escucharte a ti mismo. Quiero decir, realmente. Escucharte en serio. Debes asegurarte de no estar actuando según las expectativas de otra persona. Ahí es donde me quedé atrapada. Pasé la primera etapa de mi edad adulta revisando las casillas que pensé que la sociedad esperaba de mí, antes de darme cuenta de que me hacía sentir miserable. Entonces pasé por mucha introspección. Hice un poco de periodismo, y me di cuenta de que lo que realmente quería hacer era ayudar a las personas, así que comencé una carrera de servicio público. Yo te diría que hagas tu mejor esfuerzo para escucharte a ti mismo y desconectarte de los demás.

En tu vida has experimentado altibajos, pero también muchas circunstancias inimaginables. ¿Cómo te has adaptado a la imprevisibilidad del viaje que ha sido tu vida?

Aprendí que a veces sólo tienes que levantar las manos y dejar que la montaña rusa haga lo suyo. No hay una guía para nada, ya sea que hagas malabares con dos niños pequeños, un trabajo exigente y un esposo con grandes metas, o si estás criando a dos niños un poco mayores mientras descubres con qué formalidad tienes que dirigirte al primer ministro sentado a tu lado en la cena.

Escribes sobre tu lucha interna, la de no saber si eres lo suficientemente buena. ¿Cómo calmar esas dudas?

Es posible que haya tenido algunos éxitos en mi vida, pero aún puedo sentir una punzada de vergüenza por la vez que escribí mal una palabra delante de mi clase cuando estaba en el jardín de niños. Todavía recuerdo las dudas que tenía sobre mí misma como estudiante minoritaria de clase obrera en un campus universitario rico, en su mayoría blanco. Creo que todos pasamos momentos como ése, y déjame decirte que no desaparecen cuando de repente te encuentras hablando en arenas abarrotadas y conociendo a la reina de Inglaterra. Lo que ayudó fue envejecer y superar algunas de esas dudas, y darse cuenta de que no son el final de tu vida. De hecho, pueden ser un nuevo comienzo. No hace que los sentimientos sean menos difíciles en el momento, por supuesto, pero al final la duda en sí misma puede ser útil, siempre y cuando no permitamos que abrume la forma en que pensamos sobre nosotros mismos. Todo es parte del llegar-a-ser (It’s all about becoming). +


Agradecemos a Penguin Random House UK por hacer posible la realización de esta entrevista.

Descarga

Facebook

SmartTV

 

Historial