Lo mejor que puedes hacer con tu vida: Entrevista con Zita Erffa

Lo mejor que puedes hacer con tu vida: Entrevista con Zita Erffa
Jueves 7 de noviembre de 2019
Enrique Montes

La cinta “Lo mejor que puedes hacer con tu vida” es el documental debut con el que la directora Zita Erffa abre las puertas de la intimidad familiar y cómo la relación que lleva con su hermano es el arco argumental central. La cinta trata sobre su hermano que se volvió Legionario de Cristo, a quien Zita visita y entrevista. En el filme también se puede observar una crítica hacia la congregación y a temas como la obediencia, la homosexualidad y los vínculos fraternales. Para profundizar un poco en el tema, hablamos con Zita y nos comentó muchas cosas acerca de su trabajo.

 ¿Los Legionarios ya han visto el filme? ¿Qué opinan?

Los Legionarios ya lo vieron. La primera vez que la vio un legionario que no fue mi hermano fue en Austria; mientras fue la proyección se reía, al finalizar me volteó a ver y dijo “¿quién permitió eso?”. En ese momento me maree tanto, tampoco fue tan grave lo que había dicho, pero si me asusté mucho. Al final no pasó nada. Ese legionario se salió de la orden – no sabemos por qué-. Los otros fue el año pasado en Roma, donde quería mostrársela a los chicos que salen en la película, ya los habían cambiado de Cheshire a Roma, pero mi hermano le dijo a su superior y no hubo respuesta. Estaba muy enojada por ir hasta Roma para presentarla a ellos. Al final la vieron los de la generación de mi hermano, reaccionaron muy diferente. Uno de ellos, Mariano, dijo que le encantaba la película y que los representaba al cien por ciento; Gabriel dijo que entendía la crítica que está en la película. También surgieron muchas pláticas con Gabriel, que hablaron alrededor de la transexualidad, muy abierto al tema, estaba también Luis, el primer legionario que vio la película, comentando que estaba en contra de eso y cómo el gobierno mexicano invertía el dinero en todo ello. Fue muy interesante, ya que parecen muy iguales, pero si miras de cerca, son muy distintos entre sí. Este año la mostré a los chicos de la película. Siento que el primer comentario delimita a los demás, y la primer persona dijo que le parecía un poco melancólica la película, y a todos ahora les parecía melancólica. Cuando filmé pensaron que hacía un vídeo para reclutar a más personas, y obviamente no les dije que no. Entre ellos habían leído sobre la película y sabían de qué se trataba.

¿Qué opinas de las congregaciones religiosas en la escena sociocultural en México y en Alemania? Existe una gran diferencia.

Es una pregunta muy compleja. Yo crecí muy creyente y luego dejé de creer y al principio yo pensaba “ya no creo y quiero compartir mi duda con los otros y pensaba que los otros estaban mal” y luego me di cuenta que no se puede saber si existe Dios o no, aunque claro, la Iglesia es otra cosa. Al mismo tiempo está padre que la gente tenga esperanza y una comunidad con la cual compartir ciertas cosas. Al mismo tiempo siento que todo el tratamiento de “la homosexualidad es mala” es un problema inventado. No entiendo dónde está el problema. Si la Iglesia dice que el amor es lo más importante, pero cuando son dos hombres o dos mujeres no se puede, ¿por qué?. Siento lo mismo que la gente está ahí (en las congregaciones) por diferentes motivos. Tienen motivos de ayudar a la sociedad y otros de tener poder, entonces es muy distinto. Los legionarios son antipáticos porque se van con la gente con dinero; luego hacen misiones, pero siento que esas misiones son más bien como “mira, también ayudamos a los pobres”. También depende de mi día, si estoy en un mood tolerante o no. Siento que eso, lo de la homosexualidad me molesta mucho, porque es peligroso. Hay chicos y chicas que se suicidan porque sienten esa necesidad y su familia no lo permite y todo eso viene de la Iglesia y dices “¿cómo puede una institución que se supone que predica el amor inventar un problema tan grande?”. Es un mensaje de odio, de exclusión total. Los legionarios, sobre todo aquí en México tienen mucho poder, mucho qué decir.

¿Cuál es tu relación con la religión? Tu das ciertos mensajes en la película.

Crecí muy católica y después me entraron dudas. Dejé de creer en la Iglesia. Yo soy agnóstica. Puede que Dios exista- ojalá- o alguna entidad así, pero no lo podemos saber, ni si existe o si no existe. Para mí los ateos y los creyentes están muy cerca, porque ambos están seguros de algo. “Dios existe” o “Dios no existe” ¿cómo lo sabes?. La religión en algunas cosas está muy bien, como las actividades con la comunidad, esos aspectos me parecen muy positivos; y al mismo tiempo no lo hacen. Es muy raro, las dos cosas al mismo tiempo. Depende de las personas que lo hagan o también de la orden y sus creencias.

Me gustaría que nos hablases de la simbología. Esa parte que comienza con tu madre hablando de ¿qué pasaría si se cayera la Luna?, ¿nos lo podrías explicar?

La Luna es algo que siempre está. Cuando éramos niños mi papá decía “mira, la Luna siempre me sigue”. A donde iba él iba la Luna y yo decía “increíble, la Luna sigue a mi papá”. La Luna es lo estable, lo que siempre está y de repente se cae y se vuelve una luz que muestra ciertas cosas, pero como es muy profundo nunca notarás todo. La idea es de ver algunas cosas y otras se quedan en la profundidad. ¿Tú cómo lo leíste?

Me pareció que es algo con lo que cortó tu hermano. El misticismo que tenía en su infancia, por decisión propia él abandonó. Muestra la intensidad de tus emociones, ya que te arrebataron a tu hermano, en cierta forma.

Es otra manera de poder interpretarlo, aunque yo creo que mi hermano se quedó más con las ideas de su niñez que yo. Yo creo que cambié más en mis ideas, que él.

En el documental se habla en español, inglés y alemán, ¿existe alguna intencionalidad en esto?

La voz en off fue porque mi público era generalmente mexicano. Como grabamos en Estados Unidos ellos hablan inglés. En alemán es porque mi hermano y yo hablamos alemán, y habría sido raro hablar en otro idioma. Bruno, el fotógrafo no entendía alemán, él estaba grabando pero no entendía lo que estábamos diciendo y podíamos hablar más libremente. En los Legionarios de Cristo todos hablan español, como la orden es mexicana, les enseñan a hablar español. Ellos son muy internacionales. Es lo que me gustó. Me gusta que esté en diferentes idiomas.

¿Cómo fue, en una época en que Alemania se estaba librando de muchos estigmas, para ti como católica vivir ese proceso?

En Alemania, en el sur son más católicos y en el norte son más protestantes. Obvio no es tan religioso el país como aquí, aunque existen sectores donde la religión todavía es muy fuerte. En el sur si no vas a la iglesia te miran y piensan “¿dónde estuviste el domingo?”, estoy exagerando un poco. Aunque todavía tiene un papel importante que no cambia. Los Legionarios entraron de moda entre las familias aristocráticas de mandar a los niños a esos campamentos. Siempre era en una casa bonita de alguien que la prestaba, nos lo pasábamos súper bien. La gente no sabía donde estaba mandando a sus hijos. Los Legionarios en Alemania no eran muy conocidos, y los padres decían “claro, claro”. Se divertían y aprendían un poco de religión. Era un acontecimiento divertido. Todavía no era público todo el escándalo.

Vivieron en varios países donde la religión católica no es la mayoritaria. Son budistas o practican el Islam. ¿cómo fue vivir todo eso como niña?

Como siempre nos mudamos y lo único fijo era la familia, los valores familiares se hacían más importantes. Respecto a las otras religiones, pienso que lo común que tienes es que crees en algo. Entiendes la motivación del otro de creer en Dios o en varios Dioses tienen más en común que con alguien que no cree para nada en eso. Por ejemplo, en Indonesia, uno de los países con más musulmanes en el mundo, pero son muy relajados. Realmente hace 30 años nadie usaba velo en ese entonces, aunque tampoco todo el mundo usa. Lo único que realmente no andabas en la calle con shorts, pero eso era todo, si no realmente no se notaba.

¿Crees que han sido más radicales que en ese entonces?

Yo no lo noté porque yo viví hace diez años o algo así, pero la gente que vivía allí desde hace treinta años decía que nadie usaba velo. Tampoco el usar velo te hace o no radical, también puede ser el quererse distanciar de los extranjeros. Sí se radicalizó un poco mientras estábamos en Indonesia, intentaron
meter algunas leyes al respecto.

Te pasaste mucho tiempo ideando este documental, ¿qué sigue para ti? ¿estás realizando nuevos proyectos?

Proyectos tengo dos: uno de ellos es sobre una bióloga marina que la persigue el diablo y el otro es sobre retratos de la gente de la ciudad, para hacer historias. Además trabajo con Bruno; le ayudé con su documental en el norte de México. También me gustaría hacer cosas que no tengan nada que ver con el cine.+

“Lo mejor que puedes hacer con tu vida” de Zita Erffa se presentará:

El día jueves 7 de noviembre a las 20:00 hrs en Cine Tonalá

Viernes 8 de noviembre a las 20:00 hrs en Le Cinema IFAL

Sábado 9 de noviembre en Cineteca Nacional (Sala y horario por confirmar).

Descarga

Facebook

Historial