El mundo no es para los niños (Carta editorial Revista Lee+ Niños)

El mundo no es para los niños (Carta editorial Revista Lee+ Niños)

En algunas ocasiones no resulta descabellado pensar que el mundo no es para los niños. Los horrores cotidianos bastan y sobran para convencerse de que esta es una realidad que se muestra frente a nosotros. Ante una situación de este tipo se pueden asumir dos posturas distintas y distantes: el pesimismo y el principio de esperanza o, si se quieren ver de otra manera, bastaría con pensar en lo grotesco y lo sublime como una manera de comprender la realidad.

La primera postura —marcada por lo grotesco y lo desesperanzado— nos diría que ya no hay nada que hacer, que la historia está destinada a repetirse y las desgracias son eternas. En consecuencia, los niños jamás podrán vivir en un mundo creado para ellos y están tan condenados como la misma humanidad.

En cambio, si apelamos a la esperanza o lo sublime, pronto descubrimos que sí es posible crear una vida mejor. Una manera simple para engrandecer la esperanza y la maravilla que es la lectura, un acto silente y solitario que tiene una fuerza mayúscula. Gracias a ella es posible que los niños desarrollen sus capacidades para dudar y cuestionar la realidad y, por supuesto, para proponer nuevos rumbos. Por los libros se transforman en ciudadanos del mundo, en seres capaces de comprender, en personas que se saben falibles y, por supuesto, que tienen la fortaleza de actuar en consonancia con sus valores.

Así pues, en esta entrega de Lee+ hacemos una nueva apuesta: pensar que el mundo sí puede ser para los niños.+

LEER

DESCARGAR

Descarga

Facebook

Historial